Se plantea un mayor control del fraude

Repensando la política de vivienda pública

Ahora que todo está en revisión, como las cuentas públicas para atajar el desbocado déficit o el mercado laboral para frenar el destrucción de empleo; es momento también de replantear la forma de proceder en algunos de los sectores claves de la economía española.

La Fundación Alternativas presentó ayer un documento elaborado por Julio Rodríguez, ex presidente del Banco Hipotecario, en el que se proponen algunas sugerencias sobre cómo actuar en un contexto de exceso de oferta. El estudio aboga en primer lugar por elaborar unas buenas estadísticas de vivienda y con ellas realizar previsiones rigurosas de la demanda potencial de casas, lo que evitaría volver a encontrarnos con excedentes como el actual, de entre 700.000 y poco más de un millón de pisos sin vender, según las fuentes que se consulten.

Otro de los frentes donde Rodríguez cree necesario actuar es en los planes de vivienda, tanto por parte del Ministerio de Vivienda, como de las comunidades autónomas. Exige un mayor control del fraude y garantías de que las viviendas protegidas llegan a las familias que de verdad las necesitan.

Línea ICO alquiler

Y, por último, plantea avanzar en la equiparación fiscal plena del régimen de compra con el alquiler, más arrendamientos sociales (que sólo suponen el 2% del parque inmobiliario total) y la publicación del reglamento de la ley de suelo.

El subsecretario del Ministerio de Vivienda, Marcos Vaquer, que acudió ayer a la presentación del informe, confirmó que se están poniendo todas las bases para promover el cambio del modelo productivo. También, dio cuenta de la marcha de la línea ICO aprobada para facilitar financiación a los promotores que no pudieran terminar sus promociones en marcha y quisieran poner las casas en alquiler. De los 3.000 millones disponibles, el Ministerio confirmó que se han otorgado créditos por valor de 1.130 millones. Se trata de iniciativas que tratan de dar salida al ingente stock sin vender hasta que la coyuntura comience a mejorar.

Precisamente ayer el Colegio de Registradores de la Propiedad publicó su estadística de compraventas correspondiente al último trimestre de 2009. Sus cifras revelan que el año pasado se vendieron un total de 423.114 pisos, lo que representa una caída del 24,6% sobre 2008 y mínimo de la serie histórica. Se trata del tercer ejercicio consecutivo de retroceso, después de las bajadas registradas en 2007 y 2008.