Los activos se segregan en la sociedad Ecyr

Enel traspasará las renovables de Endesa a un holding italiano

El principal accionista de Endesa, Enel, con el 92%, estudia la segregación del negocio de renovables de la eléctrica española en una sociedad en la que tendría la mayoría, un 60%. En ella integraría también el resto de las renovables que tiene en España (a través del grupo Eufer, que comparte al 50% con Gas Natural), con el fin de incorporarlos al holding Enel Green Power, cuya colocación en Bolsa se prepara desde hace tiempo.

Enel está preparando una reagrupación de los activos de energías renovables que tiene en España con el objetivo de integrarlos en su holding internacional Enel Green Power, cuya salida a Bolsa se estudia desde hace tiempo. La citada reagrupación procedería de dos vías: de la disolución de la sociedad de renovables Eufer, que comparte al 50% con Gas Natural y cuyos activos se repartirían ambos socios, y de la segregación de los correspondientes de Endesa, en la que controla un 92% del capital.

Los activos, que suman un total de 1.298 MW de potencia (804 MW de Endesa y los 494 MW que le tocarían, en principio, de Eufer), se integrarán en la sociedad Endesa Cogeneración y Renovables (Ecyr), que ya existe como una filial de la eléctrica y que ésta valora en unos 1.300 millones. En ella, según fuentes de la compañía, el grupo italiano contará con la mayoría del capital, un 60%, frente al 40% que tendría Endesa, que aún cuenta con un 8% de accionistas minoritarios.

El objetivo final de la operación sería el traspaso de Ecyr en el citado holding internacional que Enel creó hace un par de años con sus negocios de renovables en todo el mundo, y que colocará en un futuro en el mercado. No obstante, señalan en la eléctrica, Ecyr tendría su propio plan de inversiones, hasta alcanzar los 2.000 MW en 2014. Estas inversiones se enmarcan en los planes estratégicos de Enel y Endesa, que serán presentados al mercado en Londres el próximo día 18 de marzo.

ENDESA 25,71 0,98%

En cuanto al reparto de capital de Ecyr, fuentes del sector aseguran que la desproporción que supone para los minoritarios podría obligar "a un ajuste de caja". En todo caso, las operaciones de segregación (caso de Endesa) y disolución y traspaso (caso de Eufer) tendrían que pasar por la autoridad de la Comisión Nacional de la Competencia y de la Comisión Nacional de la Energía por tratarse de activos subvencionados del régimen especial.

Tras la venta de los activos de renovables propiedad de Endesa a Acciona (que compartió durante un año y medio el capital y la gestión de la eléctrica con Enel), la eléctrica se quedó con una cartera de tan solo 804 MW que ahora se traspasarán y con una cartera de proyectos en desarrollo de otros 2.000 MW. La constructora de la familia Entrecanales adquirió 2.080 MW por 2.800 millones de euros.

Partición de Eufer

De momento, Enel está negociando con Gas Natural el reparto de los activos que comparten en Eufer, sociedad que adquirió a través de Unión Fenosa, con la que se integró el pasado mes de septiembre tras la opa. Fuentes empresariales señalan que las conversaciones se han iniciado "por el enorme interés que ha mostrado Enel en la disolución de la sociedad", pero, añaden, "aún no hay nada cerrado".

Según el pacto de accionistas de Eufer, Enel podría hacer una oferta por el paquete de Gas Natural, si bien, ésta tendría el derecho de tanteo. No obstante, ninguna de las partes quiere vender unos activos valiosos por estar muy bien retribuidos y es el grupo italiano el que busca la partición. Esto le colocaría en peor posición para negociar, aunque, aseguran en Endesa, de momento el 50% de Eufer en manos italianas pasaría sin problemas a Ecyr.

Según la información de su página web, Eufer, que fue creada hace dos décadas, cuenta con más de 1.200 MW de potencia total instalada en parques eólicos, minicentrales hidroeléctricas y plantas de cogeneración. Sus planes actuales prevén un incremento de la potencia instalada por encima del 50%.

La salida a Bolsa se ralentiza

Enel Green Power es el principal grupo de energías renovables de Italia, que fue creado para integrar en él el negocio mundial de renovables de la compañía energética. En línea con lo que han hecho otras eléctricas europeas con sus divisiones de renovables, como Iberdrola o EDP, el objetivo es la colocación en el mercado de un paquete minoritario que le permitiría recortar deuda. Sin embargo, la crisis financiera ha ralentizado una operación largamente anunciada.

Según fuentes de Endesa, aún no se ha tomado una decisión definitiva respecto a Enel Green Power y se están estudiando dos opciones: una colocación privada o la salida de un porcentaje a Bolsa. En el primer caso, habría negociaciones avanzadas con el fondo soberano Mubadala de Abu Dhabi, que podría adquirir entre un 10% y un 20%. En cualquier caso, Enel mantendría la mayoría y, según los análisis publicados por los medios italianos, es difícil que pueda colocar más del 30%.

Según los cálculos realizados por Citigroup, la compañía podría tener un valor de 12.700 millones de euros, de los cuales, 7.000 millones corresponderían a los activos italianos; 1.000 millones a los que tiene en Estados Unidos y 500 millones a los españoles, que se reparten entre Endesa y Eufer. Si coloca un 30% en Bolsa, Enel obtendría 4.000 millones, lo que le permitiría reducir su deuda, que suma 51.000 millones.

æscaron;ltimos Megavatios

A Endesa sólo le quedaron 804 MW de activos de energías renovables tras el pacto para la salida de Acciona del capital, que se hizo con más de 2.000 MW, especialmente eólicos y minihidráulicos. Con la transferencia en marcha, sólo tendría directamente el 40% de la nueva sociedad.