La cartera sube un 52%

Repsol y la venta de Itínere devuelven a Sacyr al beneficio pese a Vallehermoso

Los activos inmobiliarios del grupo se deprecian en 3.000 millones

La pata inmobiliaria que representa Vallehermoso se ha convertido en plomo en la evolución de Sacyr. Con una deuda de 2.728 millones al cierre de 2008, la división se ha visto obligada a vender suelo, principalmente a bancos acreedores, con márgenes medios del 7% y a cambio de amortizar créditos. El objetivo está cumplido: el pasivo financiero neto de Vallehermoso cae hasta los 1.700 millones en un momento en que traspasar terrenos es misión imposible.

Pero si hace unos meses preocupaba la deuda, la sangría que sigue debilitando al grupo es la valoración de los activos inmobiliarios, un área a la que el conglomerado que preside Luis del Rivero debe 2.024 millones de facturación (un 86% más que en 2008). El año pasado, el suelo y viviendas de Vallehermoso valían 5.989 millones, pero la tasación independiente al cierre de 2009 marca 3.034 millones. Una rebaja del 49% que se traduce en plusvalías latentes de sólo 744 millones frente a los 1.877 millones calculados hace 12 meses.

Tal exposición al ladrillo deriva en una penalización en el Ebitda global del 26%, pasando de 609 millones a 450 millones, y ha motivado provisiones millonarias (196 millones por Vallehermoso de un total de 247 millones).

REPSOL 10,13 -3,62%
SACYR 2,39 2,05%

Al margen de extraordinarios, el grupo presenta unas pérdidas de 397 millones (284 millones en negativo hace un año). Sin embargo, 2009 ha sido el año de la venta de Itínere, por la que se ha generado un cash flow de 1.686 millones, y de la citada colocación de activos inmobiliarios por 1.445 millones. Sumas que han ido prácticamente íntegras a reducir la deuda y que han contribuido a un beneficio neto final de 506 millones.

El dividendo de Repsol, a través del 20% que Sacyr controla en el capital, ha tenido un papel relevante en el resultado con 232 millones.

La cartera sube un 52%

Pese a no esconder el momento que pasa Vallehermoso, Del Rivero y su equipo presentaron los resultados ante los analistas centrándose en el esfuerzo de la compañía en controlar la deuda y generar cartera fuera de España.

Sacyr culminó 2009 con una cifra de negocio de 5.858 millones (+8,9%). La deuda neta corporativa se ha rebajado de 1.866 millones a 799 (la financiera neta es de 11.861 millones). Y la cartera, en el año de hitos internacionales como el contrato del Canal de Panamá o la autopista italiana Pedemontana-Veneta, se dispara un 52%, hasta 54.710 millones (se espera que genere un 46% de Ebitda).