En el resultado pesa el proceso de reestructuración

Avánzit perdió 47 millones de euros frente a los dos millones de beneficio de 2008

La empresa de tecnologías de la información Avánzit registró unas pérdidas de 47,7 millones de euros en 2009, frente a los dos millones de beneficio de 2008, por los costes de los procesos de reestructuración que ha llevado a cabo este año.

Según informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el año pasado Avánzit tuvo que hacer frente a 44,4 millones de gastos extraordinarios, derivados de las reestructuraciones de personal, de diversas dotaciones por depreciación de activos y deterioro de actividades, así como por la puesta en equivalencia de Vértice 360.

En julio de 2009, la empresa acordó un ERE temporal para su división de telecomunicaciones, que se traduciría en un ahorro de más de 13 millones de euros.

Junto a los mayores gastos, el grupo vio caer en 2009 sus ingresos un 33,6%, hasta los 158 millones de euros, por las menores inversiones de los clientes sobre todo en España.

El beneficio bruto de explotación o Ebitda arrojó unas pérdidas de 5,9 millones frente a los 7,2 millones positivos de un año antes.

La empresa explica que, para hacer una comparación homogénea, ha utilizado datos proforma de 2008, dado que ha habido cambios en la forma en que se consolida la participación del 36,7% en Vértice 360.

Por unidades de negocio, los ingresos de Infraestructuras cayeron un 50%, hasta los 55,4 millones, por el parón fotovoltaico y el descenso de inversiones públicas.

En Tecnología, donde los ingresos descendieron un 28% hasta los 32 millones, la compañía vincula la caída a la falta de financiación que han tenido los clientes.

En cuanto al negocio internacional, donde la cifra de negocio ha caído un 19% hasta los 70,6 millones, Avánzit señala la depreciación de las monedas locales frente al euro.

La compañía ha comunicado hoy también su intención de presentar un "Proyecto de Transformación" hasta 2012 que afectará a todas las áreas para conseguir un crecimiento "rentable, posible y sostenible" con el desarrollo de nuevos negocios y expansión geográfica, optimización de costes y más sinergias, entre otros.