En enero se declaró en quiebra

Japan Airlines recortará 2.700 empleos mediante jubilaciones anticipadas

La aerolínea nipona Japan Airlines (JAL), que en enero pasado se declaró en quiebra, anunció hoy que pretende recortar 2.700 empleos a través de jubilaciones anticipadas, informó la agencia local Kyodo.

JAL, la primera compañía aérea de Asia, presentó el 19 de enero su declaración de bancarrota para iniciar un plan de reestructuración a tres años que le permita salir de los números rojos, abrumada por unas deudas superiores a los 18.000 millones de euros.

La aerolínea japonesa planea eliminar un total de 15.000 empleos de una plantilla de 45.000 personas, de los que 2.700 serían a través de jubilaciones anticipadas, un récord para JAL.

El proyecto de reflote de la aerolínea incluye también la eliminación de más de un 10 por ciento de sus vuelos internacionales y la reducción de un 30 por ciento en los planes de pensiones de sus empleados, ya aprobada por los sindicatos.

El pasado viernes JAL anunció pérdidas de 177.980 millones de yenes (1.473 millones de euros) entre abril y diciembre de 2009, los primeros nueve meses del año fiscal japonés.

Tras su declaración de bancarrota se abrió un proceso de reestructuración gestionado por el ETIC, una agencia paraestatal encargada de reflotar empresas en riesgo, que invertirá 300.000 millones de yenes (2.484 millones de euros) en la aerolínea japonesa.

Además establecerá, junto con el público Banco de Desarrollo de Japón (BDJ), una línea de crédito de 600.000 millones de yenes (4.968 millones de euros).