æscaron;ltimos entrenamientos antes del Mundial

La Fórmula 1 se reinventa para sobrevivir

El exclusivo, y hasta hace no mucho opulento y sofisticado mundo de la Fórmula 1, está viviendo una verdadera metamorfosis. La parrilla, a escasos 15 días del debut en Bahrein, aún no está cerrada, continúa la búsqueda de patrocinadores y nuevas marcas, y ni siquiera se conocen los nombres de todos los pilotos que disputarán esa primera carrera del Mundial.

Fernando Alonso aspira este año a revalidar su corona con Ferrari
Fernando Alonso aspira este año a revalidar su corona con Ferrari

La ausencia de ingresos -empresas y patrocinadores intentan reducir costes por el actual contexto económico-, unido al altercado entre la FIA y las principales escuderías, que trajo consigo reducciones presupuestarias y la entrada de nuevos equipos y marcas, han llevado al 'gran circo' a una nueva situación. Con todo, la imagen de la competición más importante del automovilismo, a pesar de la expectación por las grandes novedades que se presentan en este nuevo año, está siendo dañada.

Ferrari, la escudería con mayor presupuesto de la parrilla, gracias a los cerca de 300 millones de euros con que cuenta este año, publicó en su página web hace apenas unos días una reflexión, -a modo de editorial-, sobre la situación que vive actualmente la F1. El equipo italiano no duda en acusar a Max Mosley, ex presidente de la Federación Internacional de Automovilismo, de los problemas que padece la competición. La disputa de Mosley con las grandes marcas y su posterior acuerdo ha posibilitado la irrupción de esas nuevas escuderías.

Debido a esa disputa, la escudería del 'cavallino rampante', junto a las grandes marcas del Mundial, a punto estuvo de abandonar la competición oficial y formar una competición paralela. Finalmente las aguas volvieron a su cauce, aunque por el camino se han quedado constructores de la talla de Honda, BMW -Peter Sauber se ha hecho de nuevo con el equipo, en el que correrá el español Pedro de la Rosa- y Toyota, con los consiguientes patrocinadores, mientras que Renault sufrió una reestructuración que le ha llevado a constituirse como un nuevo equipo del que apenas es reconocible el nombre.

Las nuevas escuderías, Campos Meta, Stefan GP, US F-1, Lotus y Virgin, tratan de sobrevivir a la falta de recursos económicos. Algunos ni siquiera han empezado a rodar y aún no tienen plaza fija en el próximo Mundial y los que ya lo han hecho -Lotus y Virgin- lo "están haciendo a un ritmo más lento que el resto", tal y como se lamenta Ferrari. De hecho, alrededor de la mitad de los pilotos de la parrilla no sólo no cobrará por correr, sino que ha tenido que aportar dinero o patrocinadores para poder hacerlo en alguno de estos equipos. Así, el piloto argentino «Pechito» López podría ocupar uno de los monoplazas de Campos Meta gracias a que cuenta con un apoyo en forma de patrocinio del Gobierno de Argentina de unos ocho millones. Virgin, Campos, US F-1, Renault, Force India e incluso BMW Sauber han firmado los contratos con sus pilotos una vez que éstos han aportado o adquirido el compromiso de conseguir y ayudar a obtener patrocinadores. Algo insólito hasta ahora en este 'gran circo'.

A día de hoy, y como es lógico, las grandes escuderías se han visto afectadas por la crisis, pero son los nuevos equipos los que más problemas están sufriendo. El caso más llamativo es el de la escudería Campos Meta. Sus problemas de financiación llevaron a que hace pocas semanas el empresario murciano José Ramón Carabante se hiciera con la mayor parte de las acciones del equipo, nombrara como director al rumano Colin Kolles, ex manager de Spyker y Force India, y dejara a Adrián Campos fuera de su propio equipo. El primer conjunto español en la historia de la competición, que cuenta con el brasileño Bruno Senna como único piloto confirmado hasta la fecha, sigue luchando contra el reloj para conseguir recursos, a la espera de encontrar algún patrocinador que posibilite el fuerte desembolso que supone formar parte de la mayor competición de automovilismo del mundo.

Desde Campos Meta, no se ofrece información ni comunicación oficial alguna, ni siquiera han entrado a valorar la posible fusión con la escudería americana US F-1, que tiene en Chad Hurley, cofundador de YouTube, a uno de los socios mayoritarios del equipo. "Existe un pacto de confidencialidad entre los patrocinadores y los integrantes del proyecto para no desvelar nada hasta la semana que viene, cuando daremos una rueda de prensa y se presentará oficialmente a los dos pilotos", explican desde el conjunto español. Respecto a la posible fusión con el equipo americano, se han limitado a aducir que "no contestaremos a ninguno de los rumores que han aparecido en los últimos días, pero podemos adelantar que se están cerrando temas y el proyecto va por buen camino, en cualquier caso, podemos asegurar que el coche estará en Bahrein".

Tras la marcha de Toyota (en noviembre de 2009) y de Honda (en 2008), Ferrari lidera la parrilla económica de los equipos de Fórmula 1, gracias a los acuerdos alcanzados con sus patrocinadores, -Santander y Philip Morris entre otros- con la FOM (organizador de la competición y que desde hace cuatro años, le reporta al inicio de cada temporada unos 50 millones de euros) y a las aportaciones de Fiat, que destina alrededor de 20.000 euros a la escudería por cada Ferrari de calle vendido.

Durante los últimos cinco años, los equipos japoneses gastaron 2.000 millones de euros en el circo del motor, una cifra muy similar al conjunto de la inversión de Ferrari, McLaren Mercedes, Renault y BMW, ya que, según la publicación Formula Money, durante el último quinquenio, todas las escuderías de fabricantes gastaron 4.100 millones de euros.

El escenario, sin duda, ha cambiado de forma notable. El inicio del Mundial 2010, el más mediático de los últimos años, se presenta envuelto en un mar de dudas, pues aún hay equipos y pilotos en busca de patrocinadores y de un dinero que les permita hacerse con uno de los últimos huecos que quedan en la parrilla. La F1 busca reinventarse.

Los principales patrocinadores del Mundial 2010

Ferrari, el equipo más poderoso económicamente, y en el que Fernando Alonso aspira a volver a coronarse como campeón del mundo, cuenta con el patrocinio de Marlboro- Philip Morris- como patrocinador principal, por cerca de 100 millones de euros, o, según algunas fuentes del sector, "todo lo que otros patrocinadores y la compañía no cubran hasta alcanzar el presupuesto". La tabaquera tan sólo está presente mediante la imagen de un código de barras, pero hay que tener en cuenta que las leyes sanitarias que imperan en muchos países impiden la publicidad del tabaco.

Por el peligro de que esas normas sanitarias obliguen a Marlboro a dejar de patrocinar a la escudería del 'cavallino rampante', desde Ferrari buscan patrocinios y alianzas a largo plazo, como el acuerdo alcanzado con el Banco Santander para los próximos cinco años, a razón de 40 millones por año -el acuerdo implica ser el banco oficial de Ferrari-. Asimismo, el equipo italiano cuenta con el patrocinio de Acer, por 10 millones de euros y de firmas soberanas de Abu Dhabi -donde hay instalado un parque temático de Ferrari-, como Etihad, Mubadala y Aldar, que aportan 30 millones.

Además, cuenta con los patrocinios de los proveedores de neumáticos Bridgestone o el fabricante de embragues Sachs, que aunque no cuentan con imagen corporativa en la carrocería, desembolsan un plus para usar la imagen de Ferrari en sus campañas. Por su parte, la petrolera Shell -que organiza eventos automovilísticos de Ferrari, como el Ferrari World Finals- aportaría entre 30 y 35 millones de euros. Además de proveedor de la escudería, participa con la escudería en eventos como Ferrari World Finals.

En Mercedes que cuenta con los pilotos Michael Schumacher, Nico Rosberg y

Nick Heidfeld, los principales patrocinadores serán, Mobil-1, MIG Fx Investments, Boss, Syntium y Aabar.

En Red Bull, con Vettel y Webber a los mandos, el principal patrocinador será la bebida energética, Red Bull Energy Drink, al igual que en Toro Rosso, donde correrá el joven catalán Jaime Alguersuari junto a Sebastien Buemi.

En Mc Laren, que cuenta con los dos campeones mundiales Jenson Button y Lewis Hamilton, Vodafone, Banco Santander, Johnnie Walker, Aigon y Mobil-1 serán los patrocinadores.

AT&T, Oris Strengthens, Philips y RBS serán los espónsores de Williams, que cuenta al volante con Nico Hülkengerg, Rubens Barrichello y Valtteri Bottas.

En Renault, tras la salida de ING y Mutua Madrileña, tan sólo Renault y TW Steel parecen seguros en el patrocinio de Robert Kubica y Vitaly Petrov.

En Force India, Kingfisher y Medion aportarán las principales sumas de dinero para los pilotos Adrián Sutil y Vitantonio Liuzzi.

En cuanto a los nuevos equipos, los patrocinadores aún están por ratificarse en muchos casos, aunque, YouTube, Alpinestars y OklahomaUmeco estarían junto a USF-1; Dallara en Campos Meta; Virgin, Oxigen Investments, Carbon Green, Clear, Kappa, CSC IT, FxPro, Marussia acompañarían a Virgin; Lotus, Proton, Tune Group, Air Asia, y 1Malaysia en Lotus; Bridgestone, Panasonic y Qadbak junto a Sauber y De la Rosa; y se ha hablado también de Panasonic y Toyota en Stefan GP.