Obtiene un beneficio de 166,8 millones

Agbar gana un 29% menos por la disminución de atípicos

Aguas de Barcelona (Agbar) ha obtenido en 2009 un beneficio neto de 166,8 millones de euros, un 29,1% menos que el año anterior, por la disminución de los resultados atípicos.

Según ha informado hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la reducción de las ganancias en 68 millones de euros se explica por el registro, en el ejercicio 2008, de una plusvalía neta de impuestos de 81,2 millones por la venta de su participación en Suez.

"Los datos que reflejan la evolución de la actividad de Agbar durante el ejercicio denotan, por el contrario, un moderado crecimiento", señala la empresa, que próximamente pasará a estar controlada por la francesa Suez Environnement.

En 2009, los ingresos de explotación de Agbar han aumentado un 4,5%, hasta los 1.851 millones de euros, mientras que el resultado de explotación ha llegado a los 347,7 millones, un 3,3% más.

El resultado neto recurrente atribuido al grupo Agbar asciende a 168,9 millones, manteniéndose así en línea con el del ejercicio anterior, pese al desfavorable clima económico internacional.

Por su parte, el importe neto de la cifra de negocio de Agbar en 2009 se ha situado en los 288,5 millones, lo que supone un descenso del 3%.

Ello se debe, según Agbar, a que durante 2008 se realizaron importantes obras de infraestructura hidráulica destinadas a garantizar el suministro de agua que no han sido recurrentes en el ejercicio 2009.

El resultado neto del período asciende a 139,6 millones de euros, 26,5 más que en 2008, por la mejora de los dividendos aportados por las sociedades filiales, así como por los resultados obtenidos en las operaciones corporativas.

Agbar ha realizado a lo largo de este último ejercicio inversiones en los segmentos del agua y el medio ambiente por valor de 514,6 millones, un 70,8% de los cuales corresponde al ámbito nacional.

La compañía presidida por Jordi Mercadé se ha adjudicado además un centenar de contratos relacionados con la actividad del agua, la depuración y el alcantarillado.

El volumen de agua facturada en 2009 en el área metropolitana asciende a 168,9 hectómetros cúbicos, frente a los 167,6 hectómetros de 2008.

La compañía explica que tras varios años de continuos e importantes descensos en el volumen de agua suministrada, en el ejercicio 2009 se ha vuelto a observar una caída del consumo de uso doméstico e industrial, principales fuentes de ingresos de la sociedad.

Esta caída ha sido compensada básicamente por la recuperación de los consumos municipales, una vez derogadas las medidas previstas en el decreto de sequía vigente en 2008.