El grupo sufrió en 2009 su año más difícil, con 273 millones de pérdidas

Iberia adelantará a noviembre el lanzamiento de su nueva 'low cost'

Iberia adelanta plazos para adaptarse al mercado y anticipará a noviembre la creación de una nueva aerolínea de bajo coste que cubrirá sus rutas de corto y medio radio, prevista inicialmente para el 1 de enero. El presidente, Antonio Vázquez, auguró que la fusión con British quedará cerrada en unas semanas y calificó el año 2009 como el más difícil de su historia, con 273 millones de pérdidas.

Este mercado ha cambiado, probablemente para siempre". Con estas palabras definió el momento que atraviesa la industria de la aviación ayer el presidente de Iberia, Antonio Vázquez, un sector que, según sus palabras "no está en su momento más boyante, pero sí en su momento más apasionante". Por eso, la compañía adelantará a noviembre de 2010 la creación de una nueva aerolínea, que aún no tiene nombre y que cubrirá sus rutas de corto y medio radio. En principio, la intención de Iberia era poner en marcha la nueva empresa el 1 de enero de 2011.

Así lo avanzaron ayer tanto el propio Vázquez como el consejero delegado, Rafael Sánchez Lozano, en la rueda de prensa de presentación de resultados. Esta decisión se ha tomado por una necesidad urgente de transformar las rutas en estos dos segmentos, debido a la competencia de las aerolíneas de bajo coste y al cambio de tendencia en la demanda, que ahora prioriza el precio antes que otros servicios. Sánchez Lozano aseguró que no está previsto ningún trasvase de flota y personal de Iberia y que se trata de una nueva compañía, con una estructura similar a las low cost, capaz de competir con ellas.

Pérdidas históricas

Este cambio de la demanda, la competencia de las compañías de bajo coste y la contracción económica mundial llevaron a Iberia a unas "pérdidas absolutamente históricas" en 2009, según las definió Vázquez. El grupo registró unos números rojos de 273,24 millones de euros en "uno de los ejercicios más difíciles de su historia", frente a unas ganancias de 31,96 millones de 2008. "2009 ha sido un año extremadamente complicado, no hay que ir a Harvard para comprenderlo", bromeó el presidente.

La compañía sufrió, sobre todo, el fuerte descenso del negocio de pasajeros, en especial en la más rentable clase business. La bajada de la demanda obligó a la compañía a reducir la capacidad un 6% en toda su red. El importe total de los ingresos por pasaje se redujo un 21,2% hasta 3.325 millones. La empresa, eso sí, hizo un esfuerzo y logró reducir los costes en un 10,9% hasta 4.930 millones. El objetivo de Iberia, según los directivos, es retornar a la rentabilidad en 2010.

La fusión con British Airways, "en algunas semanas"

El presidente de Iberia, Antonio Vázquez, confirmó ayer que la firma de la fusión entre la aerolínea española y British Airways tendrá lugar "en las próximas semanas", como estaba previsto, con lo que la nueva compañía levantará el vuelo el 1 de enero de 2011.

Vázquez recordó que la fusión será entre iguales y que tanto Iberia como BA será las "dueñas" del nuevo grupo, denominado TopCo provisionalmente aunque se bautizará próximamente con un nombre definitivo. Añadió que ambas compañías seguirán operando con sus propias marcas con gestores y consejos de administración propios.

El directivo, por otra parte, aseguró que ve con "buena cara" la salida a Bolsa de Amadeus, en la que Iberia cuenta con un 11,5%, aunque con "cautela", ya que consideró que debe estudiarse "más a fondo" debido a la volatilidad de los mercados.