Resultados

Afirma reduce sus pérdida un 38% por el menor impacto de la depreciación de activos

Afirma Grupo Inmobiliario perdió 150,1 millones de euros en 2009, un 38,4 por ciento menos respecto a las pérdidas de 243,6 millones contabilizadas en 2008, cuando revisó el valor de sus activos y destinó 318,8 millones a compensar su depreciación, mientras que el año pasado sólo dotó 41,7 millones.

Según las cuentas remitidas hoy por la inmobiliaria que preside Félix Abánades a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la facturación se redujo el 63,8% hasta 171,1 millones de euros.

La empresa tuvo unas pérdidas de explotación de 86,5 millones, frente a los 393,8 millones de 2008, cuando además del citado impacto de la depreciación de existencias amortizó un fondo de comercio que restó 23 millones de euros a su resultado.

De la cifra total de negocio, 84,6 millones de euros provinieron de la venta de suelo, el 65,5% menos que un año antes, dado que el mercado de suelo está estancado y las operaciones realizadas se han materializado dentro del marco de la refinanciación.

QUABIT 0,40 -1,48%

No fue mejor el negocio promotor, que redujo su facturación un 62%, hasta 85,4 millones, que se corresponden con la formalización de las escrituras de 426 viviendas, frente a las 980 que se hicieron un año antes.

A este respecto la compañía destaca que las viviendas escrituradas en 2009 se vendieron en ese mismo ejercicio (casi todas en el segundo semestre), mientras que las de 2008 correspondían en buena medida a compromisos de venta de años anteriores.

La única actividad que creció fue la de gestión de patrimonio en alquiler, que aumentó su facturación el 15,5%, hasta algo más de un millón de euros.

Al cierre del ejercicio, el valor de mercado de la cartera de activos del grupo era de 1.886 millones, el 9 por ciento menos que un año antes, de los que 1.403 millones corresponden a suelo, 389 millones a promociones y 94 millones al patrimonio en alquiler.

La deuda neta de la compañía se redujo el 1% al pasar de 1.496,8 millones en 2008 a 1.481,8 millones al cierre del pasado ejercicio.

Durante el primer semestre del año, Afirma cerró la renegociación de su deuda, que establece un periodo de carencia del principal hasta finales de 2012, la extensión del vencimiento final a diciembre de 2015 y la ampliación del periodo de carencia en el pago de intereses mediante la financiación de los mismos hasta junio de 2012.