Eliminará el área productiva

Bonser presenta concurso de acreedores en su fábrica de Barcelona

La empresa textil Bonser ha comunicado hoy a los representantes de los trabajadores la presentación de un concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) en su planta de Navàs (Barcelona), en la que trabajan 30 personas, con el objetivo de eliminar la parte productiva y convertirse en una comercial y distribuidora.

Según USOC, la empresa tomó esta decisión una vez agotado el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal de 120 días y el periodo vacacional de la plantilla. El sindicato reclamó a la dirección garantías de viabilidad de la planta y consideró una prioridad el mantenimiento de los puestos de trabajo.

Bonser, propiedad del grupo italiano Industria Adriatica Confezioni (IAC), presentó un ERE de suspensión que afectaba a 26 contratos el 16 de junio. La situación se agravó en noviembre con una prórroga del expediente, hasta presentar ahora el concurso de acreedores.