Enmienda del PSOE a la ley de S.A

Iberdrola considera improvisada la eliminación de los blindajes antiopa de las empresas

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, consideró hoy improvisada e inoportuna la enmienda presentada por el PSOE para cambiar la ley de Sociedades Anónimas, que eliminaría las restricciones en los derechos de voto en las cotizadas.

"Es un tema improvisado e inoportuno, porque en estos momentos ni a los millones de accionistas que tenemos las grandes empresas ni a las empresas familiares, ni a los inversores institucionales y particulares les interesa este tema", manifestó Sánchez Galán.

En una conferencia de prensa en Londres con motivo de la presentación de los resultados de la compañía eléctrica, el presidente de Iberdrola destacó que la Unión Europea (UE) ya rechazó una propuesta en este sentido, al considerar que "no es perjudicial para los accionistas minoritarios tener algún tipo de protección frente al poder que pudieran ejercer inversores especulativos".

"En España tenemos bastantes ejemplos y experiencias recientes en lo que se refiere a intentos de toma de control con una participación minoritaria", explicó Sánchez Galán, quien recordó que los estatutos de la eléctrica establecen que "si alguien presenta una opa y la gana, desaparece cualquier tipo de restricción".

IBERDROLA 9,64 -1,49%

Según subrayó el presidente de Iberdrola, "en Europa prácticamente la totalidad de los países no tienen en su legislación ninguna cláusula que evite este tema y dejan libertad a los accionistas para tomar las medidas pertinentes".

Se trata, argumentó, de "evitar posiciones de control de facto sin pagar ninguna prima por el control de la compañía y por lo tanto perjudicando a los (accionistas) minoritarios".

El presidente de la eléctrica consideró que los intereses y las preocupaciones de los inversores y los accionistas están lejos de este tipo de enmiendas legislativas, y se fijan más en que las empresas tengan buenos resultados y estén saneadas, en un marco regulatorio legal "con visibilidad de futuro" y "sin sorpresas".

"Esas son las preocupaciones de los mercados, que haya gestores profesionales que defiendan el interés de todos por igual y no de algunos con algunos intereses adicionales", declaró.

Sánchez Galán indicó que lo que España necesita son "reformas estructurales" del mercado laboral y educativo, que permitan mejorar la competitividad, y controlar el déficit público, para poder salir de la crisis y cambiar un modelo económico en el que prime la economía real frente a la economía especulativa, como en el pasado.

Eso es más urgente que "la modificación de un artículo puntual de la ley de Sociedades Anónimas, usando por cierto la tramitación de una ley que nada tiene que ver, que es la ley de Auditoría, en el último momento de presentación de enmiendas y sin pasar por los tramites ordinarios".

En caso de ser aprobada, la enmienda afectaría a grandes compañías como Repsol, Iberdrola, Telefónica y los bancos Popular y Sabadell, que limitan los derechos de voto al 10 por ciento, al margen de la participación real del accionista.