Esquiva el cierre

General Motors salva Saab tras cerrar su venta a la holandesa Spyker

La marca sueca Saab ha logrado esquivar el cierre, víctima de la crisis que obligó a General Motors a entrar en concurso. La multinacional cerró ayer la venta a la firma holandesa de coches de lujo Spyker la enseña escandinava, según anunció en Estocolmo el presidente de Spyker, Victor Muller.

Saab, con una plantilla de 3.500 personas, vendió el año pasado unos 40.000 vehículos, menos de la mitad de los 90.000 del ejercicio anterior. Desde 1990 ha registrado pérdidas casi ininterrumpidamente. Su nuevo propietario holandés espera devolver a la marca a los beneficios en 2012 con unas ventas anuales de 120.000 vehículos.

GM anunció a finales de enero la venta de Saab a Spyker, de quien recibirá 74 millones de dólares en metálico, 54 millones de euros, más 326 millones en acciones.

El fondo soberano Abu Dabi Mubadala Development Company controla el 25% de Spyker, mientras que el grupo financiero ruso Convers, controlado por el millonario ruso Vladimir Antonov, y que tenía el 30% de Spyker, anunció su retirada.