Agrupará a 20 entidades valencianas

Las rurales valencianas descartan acudir al fondo de apoyo a la banca

El grupo Cajas Rurales del Mediterráneo (CRM), que agrupará a 20 entidades valencianas de este sector financiero lideradas por Ruralcaja, no recurrirá al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) una vez concluya su proceso de concentración. Según anunció este sábado el director de Ruralcaja, Juan Antonio Gisbert, CRM tiene previsto reunirse con el Banco de España en marzo para presentarle el proyecto. "No necesitaremos la ayuda del FROB, al margen de que no podríamos tampoco optar a él, ya que nuestra solvencia es superior al mínimo que pide el regulador para solicitarlo", aseveró Gisbert.

El director de Ruralcaja también desveló que el grupo no contará con una nueva entidad paraguas. "Será Ruralcaja la que actúe como cabecera, para lo que ampliaremos el número de consejeros, dando entrada a los socios que se incorporan", dijo Gisbert. La intención es empezar a actuar en común el próximo junio. Todas las rurales que participan mantendrán su personalidad jurídica y su marca si así lo desean.

Referente cooperativo

"CRM será el buque insignia del cooperativismo de crédito español", dijo Gisbert, que destacó que el grupo controlará el 18% del Banco Cooperativo, frente al 13% que posee Ruralcaja en solitario.

La entidad presentó el viernes sus resultados de 2009, un ejercicio que ha cerrado con un beneficio neto de 15,65 millones de euros, un 31,9% menos que el año anterior. Las elevadas provisiones que ha tenido que realizar la caja, 101 millones de euros, han lastrado el resultado. Con todo, Gisbert destacó que en el beneficio antes de impuestos, la rural creció un 4,39%, hecho que se explica porque el ejercicio precedente tuvo una base impositiva negativa.

Ruralcaja repitió la morosidad del año pasado, cuando marcó 6,22%. La tasa de cobertura se ha situado en el 56,5%, frente al 41,5% de 2008. Gisbert auguró que 2010 va a ser el peor año para la banca y confió en poder repetir resultados.