Recorte laboral

Sharp plantea otro ERE temporal de un año para 500 empleados

La dirección de la fábrica de Sharp en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) anunció ayer al comité de empresa su intención de presentar un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) temporal que afectará a los cerca de 500 trabajadores de la planta durante un año, hasta marzo de 2011.

La multinacional japonesa, que actualmente está aplicando un ERE de suspensión de contratos que finaliza en abril, espera con esta medida reducir los costes laborales de la fábrica para garantizar así su viabilidad, según fuentes sindicales.

Está previsto que Sant Cugat empiece a producir en abril dos nuevos modelos de televisores de cristal líquido (LCD) desarrollados en Cataluña, y es posible que a finales de año se adjudique la fabricación de otros dos o más nuevos modelos de televisión, según ha comunicado la dirección de Sharp a la representación sindical.

La compañía espera que, gracias a estos nuevos modelos la producción repunte a finales de año o principios de 2011, aunque hasta entonces cree necesario aplicar un ERE temporal.

Los sindicatos esperaban que la compañía anunciara ayer algún tipo de recorte laboral, aunque han valorado negativamente la propuesta de la compañía, ya que consideran que el período de afectación del ERE es "muy largo". Ahora, los empleados regulados perciben el 80% de su sueldo.