Piden contenidos más públicos

Las televisiones privadas exigen a RTVE una programación menos comercial

El presidente de la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (Uteca), Alejandro Echevarría, pidió ayer que Televisión Española vaya "evolucionando hacia hacer contenidos más públicos" y se quejó de que "no es lógico" que la cadena pública sea "una televisión comercial" más, pero sin publicidad.

"No es lógico que se transforme una televisión pública en una televisión comercial sin publicidad, tiene que ser una televisión pública de servicio público", subrayó Echevarría durante la presentación de la iniciativa social de Telecinco El poder de la gente en Madrid.

Asimismo, Alejandro Echevarría aseguró que las televisiones comerciales no van a defender "ninguna postura diferente" a lo que han mantenido siempre sobre lo que debe ser una cadena pública porque TVE haya mejorado su audiencia a raíz de la eliminación de la publicidad este año como consecuencia de la nueva Ley de Financiación.

"Entendemos que es un hecho que puede ser muy positivo para la televisión pública", insistió Echevarría, que también esperó que la programación de la cadena "evolucione" hacia contenidos más de servicio público y "menos comerciales como hacen otras televisiones públicas europeas".

En enero, el primer mes sin publicidad de TVE, La1 fue la cadena líder con una cuota de audiencia del 18,6%. En segunda posición, y a más de cuatro puntos de la cadena líder, se situó Telecinco (con un porcentaje de audiencia del 14,8%), su dato más bajo de los últimos cinco meses, mientras Antena3 (12,8%) obtuvo su resultado más bajo desde marzo de 1992, según el informe de Barlovento Comunicación con datos de Kanta Media (antigua TNSofres).

Según esos datos, los puntos fuertes del canal público en su nueva etapa siguen siendo los informativos y, también, las películas y las series (como Águila Roja o La Señora). Desde el sector explican que el liderazgo de TVE se puede atenuar, por la caída del efecto novedad en la audiencia y porque la corporación ya ha adelantado que cambiará la política de compra de películas de Hollywood.