Propone limitar el techo de gasto

Rajoy insiste en un nuevo contrato con indemnización progresiva

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha planteado hoy un nuevo contrato de trabajo con una indemnización por despido proporcional al tiempo que haya pasado el trabajador en la empresa, y recuperar la ley de estabilidad presupuestaria de 2005, que limitaba el límite de endeudamiento de las administraciones.

Mariano Rajoy, presidente del PP.
Mariano Rajoy, presidente del PP.

En rueda de prensa, Rajoy ha conminado al Gobierno a asumir éstas y otras propuestas tras subrayar que irá a la reunión con el Gobierno del 25 de febrero "sin ninguna confianza" y que no hay que "esperar al jueves para decirle a Zapatero que haga algunas cosas".

Rajoy ha explicado que este nuevo contrato que defiende crear es una alternativa a los dos más usados, el que prevé una indemnización de 45 días por año trabajado y el temporal, que se aplica en el 30% de los casos, según el PP, y que no contempla indemnización.

El presidente del PP no ha precisado cuántos días se pagarían como máximo con esta nueva modalidad contractual, pero ha recordado que en 1997 se puso en marcha un contrato con 33 días de indemnización que se ha usado poco y que ahora se puede prever otro con indemnización variable en función del tiempo trabajado.

Preguntado por si comparte la idea de CiU de un contrato con 20 días de indemnización por despido, ha comentado que se "puede hablar" de ello, pero ha mostrado su preferencia por una modalidad de contrato con indemnización progresiva.

Reitera el "escepticismo" ante la comisión

Indicó que los populares proponen propuestas contra la crisis, mientras que el Gobierno se limita a proponer la creación de una comisión. "Les pido que tomen decisiones y que se gobierne", apuntó.

Al preguntársele quién representará a los populares en la citada comisión, Rajoy indicó que esta decisión aún no se ha tomado, y volvió a reiterar su "escepticismo" ante este órgano.

Reiteró que no tienen "ninguna confianza" en el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que no sólo se equivoca en el diagnóstico, "engaña" a los españoles con la crisis y toma medidas equivocadas, sino que no hace caso a nadie, ni al Fondo Monetario Internacional (FMI) ni tampoco a los suyos, como el comisario europeo Joaquín Almunia, o a sus diputados.

"Lo que no es bueno es perder el tiempo. El Gobierno está tratando de distraer sobre lo fundamental", aseguró Rajoy, quien volvió hoy a pedir a Rodríguez Zapatero que dé un giro de 360 grados en su estrategia.

"Todo el mundo está de acuerdo que así no podemos estar dos años más, es imprescindible que se produzca algún cambio", aseguró Rajoy, quien indicó que sobre este punto están de acuerdo el resto de fuerzas parlamentaria.

Las prioridades del Gobierno deben ser reducir el déficit y la deuda pública, reformar el mercado laboral y la reestructuración del sistema financiero, de la que el Ejecutivo "no ha dicho nada desde junio", cuando se aprobó el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob).