Registra un beneficio neto de 3,606 millones

Axa cuadruplica sus ganancias en 2009 por la recuperación financiera y las menores depreciaciones

La aseguradora francesa Axa concluyó 2009 con un beneficio neto de 3,606 millones de euros, lo que representa prácticamente cuatro veces más que los 923 millones ganados en 2008, gracias a la evolución de los mercados financieros y el menos impacto de las depreciaciones y amortizaciones, informó la entidad.

De este modo, la compañía gala compensó el retroceso del 1,2% experimentado por su cifra de negocio, que se situó en 90.124 millones de euros. En concreto, la facturación de Axa retrocedió en EEUU (-31,8%) y Reino Unido (-21,6%), mientras que aumentó en Francia (+14,5%), Europa Central y Norte (+2,8%), Latinoamérica y Europa Mediterranea (+34,5%) y Asia Pacífico (+8,5%).

Asimismo, Axa indicó que al cierre de 2009 recuperó los niveles de solvencia previos a la crisis financiera y anunció que propondrá a los accionistas de la aseguradora el reparto de un divididendo anual de 0,55 euros por acción, lo que supone un incremento del 38% respecto al abonado en 2008.

"A pesar de las incertidumbres macroeconómicas y del marco regulatorio, Axa debería beneficiarse de las tendencias favorables en los mercados de seguros y gestión de activos", dijo el presidente del consejo, Henri de Castries, quien auguró que el crecimiento de la entidad se sostendrá por su exposición a los mercados emergentes, así como por las sinergias obtenidas por la nueva estructura de su actividad de vida y accidentes.