Por el cierre de una refinería

Una huelga en Total amenaza la oferta de combustible de Francia

Los trabajadores de seis refinerías y 15 depósitos de almacenamiento de la petrolera Total en Francia iniciaron ayer una huelga de 48 horas, según señalaron los sindicatos, en una protesta que amenaza con reducir la oferta de gasolina y de combustible para calefacción en el país europeo. Los trabajadores buscan evitar que Total cierre en forma definitiva su refinería en Dunquerque, con capacidad para elaborar 137.000 barriles por día, y que fue desactivada en septiembre del año pasado. Total pretende cerrar o vender refinerías en Europa debido a que hay una sobreoferta y las utilidades son magras.

Total confirmó que la protesta alcanza a 12 plantas de almacenamiento y que frenó la salida de productos petroleros de las refinerías, pero dijo que las plantas seguían produciendo a niveles mínimos.

En pleno invierno, la huelga dificulta la capacidad de producir nafta, diésel, combustible para aviones y calefacción. Si los sindicalistas consiguen cerrar los depósitos, prácticamente la mitad de las plantas de reservas de productos petroleros de Total estarán sin funcionar. "No hay un impacto significativo en los inventarios de los clientes", dijo sin embargo un portavoz.

TOTAL 49,90 -0,42%

Analistas consultados por Reuters dijeron que la efectividad de la protesta dependerá de que los trabajadores cierren los depósitos, que representan casi el 10% de la capacidad de almacenamiento de productos petroleros de Francia.