Por la previsión de cierre

Nuclenor reduce en cinco millones su inversión para la central de Garoña en 2010

La empresa Nuclenor, propietaria de la central nuclear Santa María de Garoña, ha reducido en cinco millones de euros la inversión prevista para este año en la instalación. Pasa de los 18 millones en 2009 a los 13 millones para 2010, según informó ayer el director de la instalación, José Ramón Torralbo.

En una rueda de prensa en la propia central, Torralbo ha explicado que esta medida responde a la "reorganización" establecida por Nuclenor para adaptarse a la previsión de cierre de la central, fijada por el Gobierno para 2013.

Torralbo ha señalado que la reducción corresponde a dos "proyectos de mejora" de la instalación. En ningún caso afecta a "cuestiones de seguridad", señaló.

El director de la central ha explicado que estos proyectos han sido "congelados", pero Nuclenor cuenta con "presupuesto suficiente" para ejecutarlos si se consigue una prórroga de actividad hasta 2019, como sigue solicitando la empresa propietaria.

En este sentido, ha recordado que Garoña cuenta con el informe positivo del Consejo de Seguridad Nuclear y, además del recurso presentado por Nuclenor, se han instado una decena de procedimientos ante los tribunales contra la decisión del Gobierno de cerrar la instalación en 2013.

La central produjo en el año 2009 3.580 millones de kilovatios hora (kWh), según los datos de balance de actividad presentados ayer por Nuclenor. La electricidad producida en Garoña en 2009 equivalió, aproximadamente, al 30% del consumo eléctrico de Castilla y León y al 15,4% de la producción hidroeléctrica nacional en 2009.

El volumen de negocio de la central rondó en 2009 los 126 millones de euros, de los que casi 43 millones se quedaron en el entorno de Garoña, seis millones más que el año anterior.

Torralbo ha explicado que esta cifra corresponde, entre otros aspectos, a la generación de empleo en la zona. A lo largo del año trabajaron en la central 950 personas de más de 60 empresas.