Mobile World Congress

Operadores y fabricantes impulsan los 'smartphones' de bajo coste

Los fabricantes reconocen que los terminales son aún caros

Algunos operadores de telecomunicaciones están insistiendo en el Mobile World Congress sobre la necesidad de que los smartphones bajen de precio o bien que aparezcan terminales inteligentes a precios más asequibles para el público. El presidente de China Unicom, Lu Yimin, señaló en su conferencia que habría un fuerte crecimiento del número de usuarios de 3G si los fabricantes de terminales lanzaran "smartphones low cost".

El directivo indicó que "los operadores necesitamos mejores terminales para lograr el pleno uso de la tecnología 3G. Ya tenemos dispositivos de alta gama, pero ahora necesitamos un plan para lanzar smartphones baratos en el futuro".

En este sentido, algunos fabricantes, especialmente chinos, han reconocido que los terminales inteligentes son todavía demasiado caros. Guo Ping, presidente de Dispositivos de Huawei, señaló que la clave para desbloquear el crecimiento del uso de la 3G es que haya smartphones con "prestaciones similares a las del iPhone" a un precio cercano a 150 dólares. Ping pidió un esfuerzo para un trabajo conjunto de los actores del sector para crear nuevas gamas de smartphones que lleguen a todos los segmentos del consumo.

También los fabricantes de componentes se están moviendo en esta dirección. Así, Marvell anunció la creación de la plataforma Pantheon, destinada a la creación de soluciones y equipos de cara a producir smartphones con un precio de 99 dólares. "Estamos lanzando esta plataforma para el inicio de la fabricación de móviles inteligentes baratos que puedan tener acceso a contenidos en tiempo real, vídeos en alta definición o juegos en 3D", afirmó Weili Dai, vicepresidenta de Marvell.

El fabricante estadounidense de semiconductores Qualcomm trabaja también en este campo. En la feria, Eloy Fustero, director de Desarrollo de Negocio de la firma en España, aseguró que su compañía está proporcionando a la industria tanto chips como el sistema operativo Brew MP para poder extender el uso de los smartphones y hacerlos más económicos para que lleguen al gran público.

Precisamente, ayer el fabricante taiwanés HTC presentó en Barcelona su primer smartphone low cost. El terminal está equipado con el citado Brew MP y será lanzado al mercado en abril en Reino Unido y Alemania, y más adelante irá llegando a otros sitios, incluido EE UU, según indicaron fuentes de la compañía.

Con este anuncio, la empresa da un paso en una nueva dirección, ya que hasta ahora ha estado especializada en teléfonos inteligentes basados en Windows Mobile y Android.

El HTC Smart incluye un procesador de Qualcomm a 300 MHz y una cámara de fotos de 3 megapíxeles. Y, según dijo Peter Chou, consejero delegado de HTC: "Creemos que será muy exitoso en India y China". La compañía no quiso desvelar el precio que tendrá el dispositivo.

Con esta misma filosofía, Microsoft y Google se han puesto en contacto con el fabricante de chips taiwanés MediaTek para construir hardware low cost que se adapte a sus respectivos sistemas operativos de cara a nuevas ofertas de smartphones en China y otros mercados emergentes. Una oferta combinada de los chips de MediaTek y de Windows Mobile está ya disponible y está siendo vendida por algunos fabricantes en el gigante asiático. MediaTek podría lanzar una oferta similar, en este caso con el Android de Google en el segundo semestre del año.

Este movimiento hacia el low cost parece estar calando en la industria. Este martes LG mostraba a pocos metros de la Fira su nuevo móvil LG Mini y el director de Marketing de Móviles de la compañía en España, Elías Fullana, señaló que el objetivo de LG era convertirlo en un producto de venta masiva. Aunque la firma no quiso desvelar el precio sí dejó claro que será muy agresivo y que permitirá tener las funcionalidades de un smartphone (buena navegación por internet, buena cámara y acceso a las redes sociales), sin los lastres de los smartphones más premium (mayor tamaño, precio elevado y complejidad en algunos casos de manejo).

Móviles baratos para mercados emergentes

Las operadoras son cada vez más conscientes de la influencia de los mercados emergentes y del peso que en el futuro pueden tener en sus respectivas cuentas de resultados.

Así, Vodafone ha anunciado en Barcelona el lanzamiento de dos teléfonos de bajo coste destinados a estos países: el Vodafone 150, que se venderá a 15 dólares (unos 10 euros), y el Vodafone 250, por 20 dólares.

"Queremos dar la oportunidad a los usuarios de estos países de aprovechar los beneficios de la tecnología móvil", indicó la empresa. De momento, estos móviles se lanzarán en la República del Congo, Kenia, Mozambique, Qatar, Sudáfrica y Tanzania.

En este caso, los móviles lanzados no son smartphones, si bien la empresa ha destacado que los usuarios de estos países realizan cada vez más operaciones con el móvil.

Vodafone recordó que actualmente tiene más de 11 millones de usuarios en países emergentes que realizan actividades como las transacciones bancarias y pagos por compras.

Además, la compañía está diseñando ahora nuevos servicios para estos mercados.