Se conocerá antes del verano

Zapatero anuncia una ley marco para la Economía Social

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció hoy que antes del verano se presentará en el Consejo de Ministros un primer texto articulado sobre una nueva ley destinada a la Economía Social (cooperativas, sociedades laborales, empresas de inserción, asociaciones para discapacitados, centros especiales de empleo, etc.)

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero

Zapatero realizó este anuncio en un acto organizado por la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES), en presencia de un abarrotado auditorio de representantes de este sector y ante sus ministros de Trabajo y de Sanidad y Política Social, Celestino Corbacho y Trinidad Jiménez, respectivamente.

A este evento, el primero organizado por CEPES al que asiste un presidente del Gobierno, también acudieron el secretario general de UGT, Cándido Méndez, el presidente del CES, Marcos Peña, y la secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, entre otros.

Durante su intervención, el jefe del Ejecutivo explicó que la Ley para la Economía Social ordenará y clarificará el marco normativo específico de sus entidades, reconocerá su importante contribución al desarrollo económico y del empleo, establecerá el compromiso de los poderes públicos por fomentar la economía social, definirá los canales de interlocución entre sus organizaciones representativas y las administraciones públicas y avanzará en la reducción de las trabas administrativas con las que se enfrentan sus empresas. "Queremos que sea una ley pionera en el ámbito europeo", resaltó Zapatero.

El presidente subrayó que el Gobierno quiere que esta ley, que se está elaborando desde hace meses con la colaboración de CEPES, sea una norma "pionera" en Europa y que "esté a la altura de la dimensión y trascendencia" de un sector muy importante para la economía, pero que, según admitió, "es poco reconocido, poco conocido y poco valorado".

En este sentido, recordó que las empresas de la economía social ascienden en España a cerca de 50.000 entre grandes y pequeñas sociedades, facturan 110.000 millones de euros y dan empleo a 2.350.000 personas directa o indirectamente.

Zapatero señaló que la realidad empresarial de este sector es muy "rica y decisiva" para el empleo, como lo demuestran las sociedades laborales y las cooperativas. De estas últimas dijo que constituyen una "fórmula pionera y destacada de la economía social, de largo recorrido y llena de posibilidades" en el momento actual.

El presidente resaltó que las empresas de la economía social se caracterizan "por hacer empresa de otro modo, de un modo participativo, solidario y socialmente responsable". "(Es) un gran sector para quienes tratamos de trabajar todos los días por la cohesión social de nuestro país y una fuerte motivación para apoyar a la economía social desde el Gobierno", manifestó.

Frenar la destrucción de empleo

Zapatero destacó que, por este motivo, las empresas de la economía social y del tercer sector están llamadas a tener un papel más intenso en el nuevo modelo productivo, por lo que expresó su compromiso por que la economía social empiece a ocupar "un espacio más importante" en el debate público.

"La economía social ha sido muy importante en la fase de crecimiento económico en nuestro país y ahora lo va a ser en la fase de superación de la crisis y en la conformación del modelo de economía sostenible que necesitamos", dijo.

El presidente aseguró que la "gran preocupación y prioridad" del Gobierno es recuperar el crecimiento económico para volver a crear empleo, una tarea, dijo, que no sólo corresponde al Gobierno, también a toda la sociedad española. "Nada hay más imperioso en España, no hay tarea colectiva más acuciante, que parar la destrucción de empleo y comenzar a recuperarlo", subrayó.

Tras una primera fase de respuesta a la crisis centrada en el reforzamiento del sistema financiero y en la contención de las consecuencias de la crisis, Zapatero afirmó que ahora toca abordar una nueva fase, la de preparar a la economía para la vuelta al crecimiento y al empleo.

En este punto, señaló que la recuperación, para ser sostenible, debe venir acompañada de la renovación del tejido productivo. "Debemos acelerar el desarrollo de una economía más innovadora, más competitiva, más social y menos especulativa, que sea a la vez respetuosa con el medio ambiente y forjadora de cohesión social, que es también una plataforma imprescindible para generar empleo", enfatizó.

Zapatero reconoció que la Ley de Economía Sostenible "no es suficiente" para acometer dicha transformación económica. De ahí, explicó, que la Estrategia para la Economía Sostenible contemple un "ambicioso elenco de reformas" y medidas complementarias que se ejecutarán este año, y entre las que citó el Plan de Promoción de la Inclusión Social, que anunció que se aprobará en el Consejo de Ministros del próximo día 26 con el objetivo de apoyar la actividad de las entidades que se encuentran "en primera línea" de lucha contra la exclusión social.

El jefe del Ejecutivo destacó además que el Gobierno español va a aprovechar su turno de Presidencia de la UE para promover y "poner en valor" la economía social y dijo que una "excelente oportunidad" para ello será la Conferencia europea de la Economía Social, que se celebrará el próximo mes de mayo en Toledo.

En este punto, indicó que la economía social representa en Europa el 10% de las empresas y el 6% del empleo total, con dos millones de empresas y casi 20 millones de trabajadores. Por eso, añadió, en la reunión de Toledo "ha de ponerse de manifiesto su capacidad para contribuir al desarrollo de un modelo de crecimiento sostenible, más sano y productivo en el conjunto de la UE".

Cepes: Mejor resistencia a la crisis

Por su parte, el presidente de CEPES, Juan Antonio Pedreño, destacó que las empresas de la economía social "han resistido" mejor la crisis gracias a las características de sus modelos empresariales, pues el 80% de los contratos del sector son indefinidos y además sus miembros son trabajadores socios.

"Estas empresas son un modelo que demuestra que la racionalidad económica y el progreso social son criterios compatibles. Por ello, propongo que la cohesión social se configure como uno de los ejes para la construcción del nuevo modelo de crecimiento económico", comentó Pedreño, quien también expresó su deseo de que los partidos políticos alcancen un pacto anticrisis.

El presidente de CEPES subrayó además que la economía social está conformada por empresas comprometidas con el empleo, competitivas y sostenibles y apuntó que en los 18 últimos meses el sector ha creado 3.757 empresas y 23.856 empleos.