Presentación de los nuevos smartphones

Sony acude al congreso móvil de Barcelona en apoyo de Sony Ericsson

El presidente y consejero delegado de Sony, Howard Stringer, quiso mostrar el apoyo de su compañía a Sony Ericsson (la filial de móviles participada junto a Ericsson) al encabezar en la tarde de ayer la presentación de los nuevos smartphones de la compañía en el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona.

El directivo, que cerró el acto, defendió la fortaleza de este negocio al recordar que hay ya más de 4.000 millones de usuarios en el mundo. Stringer aseguró que Sony Ericsson es una vía para la difusión de los contenidos de Sony, afirmando que su grupo "tiene posición única en el mundo de los contenidos". Y recalcó que confía en los nuevos smartphones lanzados por Sony Ericsson, compañía que en los últimos tiempos ha estado perdiendo cuota en este mercado frente a rivales como Apple, Nokia, RIM, Samsung y LG.

En esta nueva ofensiva, Sony Ericsson presentó cinco nuevos smartphones, entre los que destacó el Xperia X10 Mini Pro, un táctil que cuenta también con teclado Qwerty y que tiene el tamaño de una tarjeta de crédito. También presentó el Xperia X10, el Xperia X10 Mini (que lleva Android), el Vivaz y el Vivaz Pro, que también integra las prestaciones de pantalla táctil con un teclado Qwerty.

Los responsables de Sony Ericsson afirmaron que su empresa va a contribuir al impulso de un gran ecosistema y afirmaron que seguirán la colaboración con todos los actores del sector entre los que citaron a grupos como Microsoft, Google, Facebook, Twitter... En este sentido, indicaron que Sony Ericsson no se cierra a ningún sistema operativo (trabajan con Windows Mobile, Android y Symbian), precisando que utilizarán siempre el que mejor se adapta a cada uno de los terminales.

Además, Sony Ericsson lanzó una nueva plataforma, bautizada como Creations, destinada a favorecer la creación de contenidos y aplicaciones para el móvil por parte de los desarrolladores.