La recesión modera la inflación subyacente en España

La economía europea se enfría

La recuperación económica europea perdió fuelle en el último trimestre de 2009, cuando tanto la zona euro como el conjunto de los veintisiete países miembros de la UE registraron un exiguo crecimiento del PIB de sólo un 0,1% en tasa intertrimestral, un resultado por debajo de lo esperado.

Este incremento contrasta con el registrado el trimestre anterior, cuando el PIB aumentó un 0,3% en el conjunto de la Unión Europea y un 0,4% entre los países que comparten el euro.

Además, de octubre a diciembre de 2009, la única economía de la zona euro entre las cuatro mayores que creció fue la de Francia, con un incremento del PIB del 0,6%, mientras que la locomotora alemana no creció, después de haber avanzado un 0,7% el trimestre anterior.

En cuanto a la economía española, los datos publicados por Eurostat confirman la caída trimestral del 0,1% avanzada por el INE. Fuentes de la Comisión Europea reconocieron el viernes que éstos estaban por debajo de lo esperado. "Hay recuperación y ésa es la buena noticia. Pero, por otro lado, hay fragilidad y no podemos echar las campanas al vuelo", apuntaron. Especialmente preocupante fue el desplome de la economía griega, que se anotó una caída del 0,8% en tasa intertrimestral.

Mientras tanto, la inflación de España en enero, conocida el viernes, registró un incremento del 1% en tasa interanual. El dato se presta a varias interpretaciones. Esa subida, provocada casi en exclusiva por el encarecimiento del petróleo respecto al mismo mes del ejercicio anterior, se convierte en una caída del 0,1% si se excluyen los productos energéticos, lo que muestra el deterioro del consumo y el riesgo de que los precios vuelvan a tasas negativas. Del mismo modo, la inflación subyacente, que excluye alimentos frescos y productos energéticos, tan sólo creció un 0,1% en enero. Ante este registro, la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) rebajó su previsión de inflación para 2010, al situarla en el 1,5%, frente al 2% que había pronosticado anteriormente, "por la evolución inesperadamente descendente de los precios".

Alza de precios y competencia efectiva

Las Cámaras de Comercio advirtieron que el diferencial positivo de inflación de España frente a la Unión Europea desapareció en enero, lo que exige, a su juicio, tomar medidas de carácter estructural para favorecer la competitividad de las empresas españolas y compensar la falta de competencia vía precios.

Por su parte, el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, aseguró que el repunte de la inflación en enero no restará competitividad a la economía al tiempo que descartó una atonía prolongada del consumo. Campa volvió a reafirmarse en sus previsiones anteriores, que auguran más tasas positivas en el IPC en los próximos meses.