La operadora perdió un 8,8%

BT se desploma en Bolsa por las dudas del regulador sobre su plan de pensiones

La operadora británica BT presentó ayer los resultados de su tercer trimestre fiscal. Sólidos y por encima de las previsiones, según varios analistas. Pero pocos repararon en ellos. Junto a las cuentas trimestrales se divulgaron los recelos del regulador de pensiones británico sobre la valoración y la capacidad de recuperación del plan de BT. Y la cotización se hundió. La operadora perdió un 8,8%.

BT tiene un déficit de más de 10.000 millones en su plan de pensiones. En teoría, la operadora ha llegado a un acuerdo con los administradores de la cobertura para jubilaciones sobre la valoración del programa y la recuperación de este déficit, pero el regulador no está de acuerdo. Este organismo "tiene dudas sustanciales sobre ciertos aspectos del acuerdo", reconoce BT. Los inversores temen que la operadora se vea obligada a destinar más dinero del previsto para cubrir el plan de pensiones.