Red de fibra óptica en EE UU

Google planta cara a las operadoras y prepara una red de alta velocidad

Mientras el debate sobre la neutralidad de la red y la polémica con las operadoras sigue vivo, Google, ha decidido experimentar con el servicio de acceso a internet y empezar a plantar cara a las telefónicas. El buscador anunció ayer en su blog que va a montar una red de fibra óptica de alta velocidad en EE UU para poder navegar a una velocidad 100 veces más rápida que la que ofrecen las conexiones actuales.

La empresa de Mountain View caracteriza su incursión en el terreno de las operadoras como "un experimento para hacer la red más rápida para todos". Sus principales beneficiarios serían los usuarios de imágenes de alta definición, entre ellos, por ejemplo, los hospitales. "Planeamos ofrecer un servicio a un precio competitivo a al menos 50.000 usuarios y potencialmente a medio millón de personas".

Google empezará en las próximas seis semanas a recoger propuestas de solicitudes de comunidades que estén interesadas en este servicio para ponerlo en marcha en periodo de pruebas. Hasta fin de año no se sabrá qué comunidades serán seleccionadas y no hay calendario de cuándo habrá servicio.

GOOGLE 1.480,39 1,98%

Desde hace cuatro años, Google está utilizando una red sin hilos, Wifi, en su sede de California y en 2008 intentó participar, sin éxito, en la subasta de espectro para servicio wireless. A todos estos esfuerzos, Google les cuelga la etiqueta de experimentos y aunque desde la empresa dicen que las operadoras están "haciendo progresos con la expansión y la mejora del servicio, se pueden hacer más cosas".

Los editores, con Alierta

En España, una vez que César Alierta ha reabierto el debate sobre la neutralidad de la red, el secretario general de la Asociación Española de Editoriales de Publicaciones Periódicas (AEEPP), Carlos Astiz, mostró ayer su acuerdo con el presidente de Telefónica por lo que se refiere a Google y pidió a la empresa "una compensación proporcional" por los contenidos que agrega.

"Hay que repensar el modelo, no puede ser que el negocio de contenidos se lo quede una compañía en un 95%, en una posición de absoluto monopolio, y que las empresas que generan esos contenidos o la gente que está poniendo la red obtenga una compensación ridícula", explicó en declaraciones a Europa Press.

Astiz subrayó que los medios de comunicación y los particulares que generan contenidos deben tener una "compensación proporcional" al valor que generan a Google u otra empresa que agregue contenidos.

También indicó que "no parece de recibo" que "una gran multinacional como Google, que está consiguiendo negocio en España con contenidos generados en España", pague la mayoría de sus impuestos fuera y no compense a los creadores.