Cuatro estrena esta noche en España la última temporada

Lost (Perdidos), un fenómeno que alcanza su cenit

La sexta y última temporada de Lost (Perdidos), una de las series más aclamadas, costosas y esperadas de la historia de la televisión, llega a España de la mano de Cuatro , tan sólo una semana después de su estreno en EE UU. Un ejército de fans espera respuestas.

Imagen promocional de Perdidos
Imagen promocional de Perdidos

Perdidos no es una serie más. El fenómeno desatado alrededor de esta creación de J.J. Abrams y Damon Lindelof alcanza cotas inimaginables. Se trata de una de las producciones más caras de la historia de la televisión, debido a su numeroso y contrastado elenco de actores y a que su base de operaciones se encuentra en una isla de Hawai, en donde se rueda de forma prácticamente íntegra. Sirva de ejemplo que su episodio piloto, emitido originalmente en EE UU el 22 de septiembre de 2004 con una audiencia de 18.653.000 espectadores, contó con un presupuesto superior a los 11 millones de dólares, convirtiéndose en el más caro de la historia de la televisión.

Desde ese momento, su ascenso ha sido imparable, cosechando un éxito generalizado de audiencia en los países en los que se ha emitido -más de 16 millones de espectadores de media en su primera temporada en EE UU-. Pero no es precisamente su audiencia televisiva la que ha conseguido hacer de esta producción de ABC Studios, Bad Robot Productions y Touchstone Television, una serie de culto. Sus enrevesados y complejos guiones, siempre dispuestos a abrir nuevos interrogantes en torno a las aventuras de este grupo de supervivientes de un accidente aéreo ocurrido en una misteriosa isla del océano Pacífico, han dado lugar a toda una avalancha de especulaciones y teorías en torno al argumento y desenlace de la serie. Por supuesto, internet ha sido el escenario idílico para esas elucubraciones.

Losties, fieles hasta el final

Existe toda una legión de losties, nombre con que se conoce a sus seguidores más fieles, que han llegado a crear una comunidad internacional de fans por todo el mundo. Los losties han generado multitud de páginas web oficiales y no oficiales, donde reproducen los capítulos, recopilan y cuelgan las transcripciones y subtítulos de cada episodio, introducen noticias, spoilers -adelantos ofrecidos de forma no oficial en relación al desarrollo de la serie-, fotografías e incluso vídeos del rodaje y de los actores... Además, acuden a convenciones, viajan a la isla de Oahu, en el archipiélago de Hawai, lugar de rodaje de la serie, o coleccionan todo lo relacionado con Lost.

Todo a ello ha posibilitado que este 'monstruo' televisivo entrara a formar parte de la cultura popular estadounidense (ha sido referenciada en multitud de programas de televisión, cómics, canciones... incluso la Casa Blanca tuvo que asegurar que el discurso sobre el Estado de la Nación del presidente Obama no desplazaría la transmisión del primer episodio de su temporada final) y alrededor de la serie se haya generado una verdadera legión de fanáticos.

Un filón que todos tratan de exprimir al máximo.

A los ingresos directos e indirectos por publicidad en la cadena, debe sumarse todo lo generado en cuanto a merchandising (camisetas, posters, tazas, pegatinas, material escolar, etc); venta de derechos a cientos de cadenas de televisión en todo el mundo; DVDs de las distintas temporadas; libros y novelas; videojuegos para PS3 y PSP a través de Ubisoft y para el iPod Video de Apple; acuerdos entre Disney, propietaria de la cadena ABC y el portal YouTube para emitir pequeños vídeos con publicidad que incluyan fragmentos de la serie; portales inmobiliarios como el estadounidense Zillow.com que ofrece varias viviendas en venta, desde los 500.000 euros, la más barata, a los dos millones de euros, en la isla de Oahu donde se rueda la serie, pues los propietarios han aprovechado su tirón para poner a la venta y en alquiler sus viviendas; iniciativas de marketing interactivo como la de las más de 20 cadenas de televisión de todo el mundo que participarán en el proyecto de un juego interactivo basado en la serie; una banda de música virtual, conocida como 'Previously on Lost', en homenaje al lema con el que se inicia cada capítulo, creada en MySpace; en España, se han llevado acabo videomaratones, concursos, torneos de trivial, backgammon y ajedrez con los personajes de Perdidos, mesas redondas y exposiciones en distintas tiendas Fnac, e incluso se ha llegado a montar un negocio hostelero, el 'Bharma' en Barcelona, con una temática exclusiva basada en la serie, para lo que su dueño contactó con las distribuidoras (Fox, Cuatro y Disney España).

Los fans esperan ansiosos uno de los finales más esperados de la historia de la televisión. Lost, que ha cosechado más de medio centenar de premios, incluido un Globo de Oro y varios Emmy, cuenta con tantos interrogantes por resolver que el propio Lindelof ha tenido que apresurarse a tranquilizar a los losties "No os preocupéis. Lo explicaremos todo. Hasta el Big Bang", asegura. La serie está en su momento álgido, y no se permite una sola filtración, de aquí a su final, el próximo 23 de mayo, la partida debe concluir, el destino definitivo de los supervivientes del Oceanic será desvelado. Todo será explicado, hasta el Big Bang.

El mito Perdidos se fragua en la red

La serie bate records de audiencia en la red. La media de audiencia de la anterior temporada estuvo en 11 millones por episodio en la cadena estadounidense ABC y en mayo del 2009, esos mismos episodios fueron vistos más de 36,4 millones de veces en internet, a través de ABC.com, arrasando en las emisiones por 'streaming'. El portal de ABC es el más visitado entre los internautas, según datos de Nielsen VideoCensus. Por su parte, en España, según el ranking anual de Google sobre webs, blogs, y términos más buscados, Perdidos repite por segundo año consecutivo como la serie más buscada en Internet. Asimismo, según la fuente ShowInsider, Lost se ha mantenido como la serie más pirateada de la televisión durante las últimas temporadas, y el final de la quinta temporada registró más de 1.7 millones de descargas en los primeros días, y sólo la palabra 'Lost' en Google genera 472.000.000 de resultados.

En España, conocedores de que la audiencia ahora exige ver sus programas en cualquier hora y lugar, la cadena de televisión generalista Cuatro va a lanzar la última temporada de Lost en Internet justo después de su estreno en televisión este martes 9 de febrero a las 22:15. Así, inmediatamente después de su emisión en televisión, los seguidores podrán verla en la WebTV play cuatro, con la tecnología streaming de Flumotion de forma gratuita y legal, y estará disponible en dos idiomas, en su versión original y en castellano. Por el tiempo que requiere el doblaje y el proceso de licensing, las series estadounidenses tardaban de seis meses a un año para llegar a Europa. Ahora por primera vez este periodo se ha reducido drásticamente. "Este es un importante paso adelante en la distribución multimedia, es un salto de la televisión a Internet", señala Florence Conti, Directora Multimedia de Cuatro. Añade el directivo que "con el estreno de 'Perdidos' en nuestros dos canales más importantes -televisión e Internet- no sólo llegamos al 100% de la audiencia, sino además ofrecemos a nuestros anunciantes un nuevo modelo de publicidad sólido y novedoso en el mejor entorno tecnológico."