Final del proceso de fusión

Las japonesas Suntory y Kirin rompen la negociación para fusionarse

Las empresas japonesas Kirin y Suntory anunciaron ayer que han roto las conversaciones para su fusión, que se esperaba para 2011 y hubiera dado lugar a uno de los mayores grupos de alimentación y bebidas del mundo. Según la agencia Kyodo, la negociación se ha visto bloqueada por diferencias en torno al ratio de intercambio de acciones entre ambas compañías.

"Kirin ha llegado a la conclusión de que, incluso si las negociaciones continuasen, no resultarían en una compañía que cumpliera el objetivo de consolidarse como un líder global", indicó la empresa en un comunicado. Kirin es el mayor productor de cerveza de Japón, por delante del grupo Asahi, mientas que Suntory es el tercero.

Según fuentes cercanas a la fusión citadas por Kyodo, la familia Suntory, propietaria de más del 90% de las acciones del grupo, insistían en mantener una cuota del 33,3% en el consorcio resultante, lo que les daría capacidad de veto.

Las dos empresas ya habían emprendido los trámites para comprobar si su unión violaría las leyes antimonopolio, ya que el grupo resultante hubiera dominado más de la mitad del mercado japonés de la cerveza y del 30% del de refrescos. Además, hubiera creado el quinto mayor grupo de bebidas y alimentación del mundo por ventas, al nivel de Kraft Foods o Pepsico.