Pide medidas precisas para aumentar la confianza

Almunia: es necesario "aplacar con firmeza" la tensión de los mercados

Joaquín Almunia ha afirmado que la actual tensión de los mercados hay que "aplacarla con firmeza" tras conocer la decisión de Trichet de regresar de Australia y comparecer el jueves a una cumbre europea monográfica sobre la economía. Almunia ha evitado entrar en la polémica desatada la pasada semana por su comparación entre la situación de Grecia y España.

El comisario europeo Joaquín Almunia.
El comisario europeo Joaquín Almunia.

Almunia reconoció que "hay una tensión fuerte en los mercados que está afectando en particular a zonas de la zona euro" y consideró que hay que intentar aplacarla "con firmeza, con determinación, con coordinación y con medidas precisas para aumentar el grado de confianza" en las economías de la moneda única.

El comisario aseguró que hoy "hay que ser responsable" y "pedir a todos y cada uno de los países de la zona euro que lleven a cabo políticas económicas, en particular políticas fiscales y reformas estructurales, que den más confianza a los mercados" y que "abran mejores posibilidades para afrontar cuanto antes una senda de crecimiento sostenible".

Almunia destacó, en este sentido, las recomendaciones "muy claras, muy estrictas y muy exigentes" aprobadas por Bruselas ante la situación de Grecia.

"Ahora se trata de que el gobierno griego ponga en marcha cuanto antes las decisiones y las medidas necesarias para llevar a buen puerto esas recomendaciones", dijo Almunia, que señaló que si esas acciones no son suficientes se tomarán medidas adicionales.

"Creo que todos estamos preocupados por la situación y a la vez en la zona euro todos estamos firmemente convencidos de que con determinación y con coordinación de nuestras acciones vamos a salir adelante y vamos a tener una segunda década del euro tan positiva como la primera", añadió.

Además, el comisario insistió en que hace falta más coordinación en la política económica de los Estados miembros y recordó que el Tratado de Lisboa ofrece nuevos instrumentos para avanzar en esa línea. EFECOM

El comisario europeo Joaquín Almunia no quiso hoy comentar nada sobre los "ruidos que se han provocado" después de sus declaraciones la semana pasada en las que dijo que Grecia, Portugal, España y "otros países" de la zona euro comparten problemas estructurales.

Las palabras de Almunia provocaron la reacción de la ministra española de Economía y Hacienda, Elena Salgado, que consideró que el comisario había sido "poco prudente" al meter en el mismo saco a España y Grecia y recibieron críticas del gobierno portugués, que las calificó de "engañosas".

"Ustedes estaban en la rueda de prensa, saben muy bien lo que dije, no quiero seguir con los ruidos que se han provocado después", dijo hoy Almunia ante las preguntas de los periodistas.