Contribuye al incremento del desempleo

La vivienda se ha abaratado un 12% desde máximos, según el Banco de España

Los precios de la vivienda habían caído al cierre de 2009 un 12% desde los niveles máximos alcanzados durante los años del "boom" inmobiliario, lo que está contribuyendo al incremento del desempleo y a inhibir el consumo privado, según el Banco de España.

En su último boletín económico, el organismo supervisor analiza las implicaciones macroeconómicas del actual ciclo inmobiliario y señala que el ajuste está recayendo principalmente en la disminución de la inversión y de la actividad inmobiliaria, debido a la necesidad de que el sector residencial se acople a la nueva situación del mercado.

A este respecto, explica que la inversión en vivienda sobre el PIB nominal se ha reducido en 3,6 puntos porcentuales desde 2006, cuando alcanzó su nivel más alto, hasta el tercer trimestre de 2009, y hace referencia a la proyección de la Comisión Europea, según la cual todavía tendrá que caer 1,2 puntos porcentuales en 2010.

Como consecuencia de la caída de actividad se está produciendo un aumento del desempleo, además de un "efecto arrastre" en otras ramas productivas relacionadas con la construcción residencial.

Asimismo, la pérdida de valor de la vivienda, unida al efecto del desempleo y al deterioro de la confianza, está contribuyendo a frenar el consumo privado, lo que se constata en el fuerte crecimiento del ahorro de las familias en los últimos trimestres, según el Banco de España.