La facturación cayó un 28%

El Grupo Volvo perdió 1.449 millones de euros netos en 2009 por la crisis

El fabricante de vehículos pesados sueco Volvo perdió 14.685 millones de coronas suecas netas (1.449 millones de euros) en 2009 por los efectos de la crisis económica, informó hoy la compañía desde Estocolmo.

Volvo explicó también el resultado por las medidas de adaptación implementadas por el grupo durante el año para reducir costes. La firma sueca había obtenido un beneficio neto de 10.016 millones (988 millones de euros) el año anterior.

La pérdida bruta fue de 20.573 millones (2.030 millones de euros), frente a un beneficio de 14.010 millones (1.382 millones de euros) en 2008. La pérdida operativa alcanzó 17.013 millones (1.679 millones de euros), cuando el año anterior la compañía sueca había ganado 15.851 millones (1.564 millones de euros).

La facturación cayó un 28% hasta 218.361 millones (21.547 millones de euros). El consejo de administración de la empresa propuso no repartir dividendos entre sus accionistas. En el cuarto trimestre la pérdida neta pasó de 1.348 millones en el mismo periodo de 2008 a 1.985 millones de coronas suecas (de 133 a 196 millones de euros).

Volvo perdió en el último parcial de 2009 2.881 millones brutos (284 millones de euros), mientras que en el mismo período del año anterior la pérdida bruta había sido de 2.510 millones (248 millones de euros). La pérdida operativa aumentó de 999 millones a 2.316 millones (de 99 a 229 millones de euros). Las ventas bajaron un 23% hasta los 59.798 millones (5.900 millones de euros).

El director ejecutivo de la firma, Leif Johansson, resaltó no obstante que durante el último trimestre Volvo había experimentado una recuperación en todos los mercados, si bien admitió que la demanda sigue siendo "débil". Al final del cuarto trimestre Volvo tenía una deuda neta en relación a su capital propio del 70,9%, mientras que al cierre del tercer trimestre esta suponía el 85,8%.