Reordenación de los incentivos a la contratación

El Gobierno cree "agotado" el sistema de bonificaciones al empleo

"Al ser prácticamente universal, el sistema de bonificaciones a la contratación no permite favorecer nítidamente la empleabilidad de los colectivos con mayores dificultades de incorporación al empleo". Así reza el documento, al que ha tenido acceso CincoDías, que el Ministerio de Trabajo ha remitido al Congreso de los Diputados para justificar la reordenación de los incentivos a la contratación que acompañará a la reforma laboral.

El informe expone que el actual sistema, aprobado en 2006, "presenta síntomas evidentes de agotamiento que harían aconsejable una reflexión sobre su reforma". El problema de fondo es que el centenar de modalidades de bonificación que existen "universaliza de facto los colectivos beneficiarios", con la exclusión de algunos grupos de hombres de entre 31 y 44 años. Se genera así, expone Trabajo, "un importante peso muerto o efecto ganga" dado que se subvencionan contrataciones que "bonificadas o no se realizarían igualmente".

El estudio indica que "el efecto más inmediato" de la aprobación del actual paquete de bonificaciones fue "el fuerte aumento de las conversiones de contratos temporales en indefinidos". Una fórmula que se estableció de forma limitada durante seis meses, y que CC OO reclama que se vuelva a poner en marcha ahora. Desde 2006, los colectivos más beneficiados han sido el de las mujeres (26,8%), los mayores de 45 años (12,1%) y los jóvenes (11,8%). Mejorar la situación de éstos últimos deberían ser, según apuntan en el Ministerio, el objetivo de la inminente reordenación.