Un mercado de 3.600 millones

Los juegos de Facebook impulsan el mercado de pago por cosas virtuales

Los juegos de Facebook "FarmVille" y "Café World" han impulsado el interés de las empresas de tecnología en crear nuevos sistemas de pago por bienes virtuales, mercado que podría alcanzar los 3.600 millones de dólares para 2012.

Kwedit Inc., con sede en California, anunciará hoy que los jugadores pueden comprar moneda virtual si prometen pagar después en las tiendas de 7-Eleven o enviar dinero por correo. Boku Inc. permite a los jugadores comprar cosas con sus teléfonos móviles, mientras que Offerpal Media Inc. da a los usuarios la posibilidad de obtener dinero virtual contratando servicios como Netflix Inc.

Las empresas que permiten a los consumidores pagar de nuevas maneras representan una competencia para los procesadores de pagos ya establecidos, como PayPal de Ebay Inc. y los emisores de tarjetas de crédito MasterCard Inc. y Visa Inc., dijo Atul Bagga, analista de ThinkEquity LLC en San Francisco. Y calcula que las ventas de objetos virtuales en Estados Unidos casi se duplicarán a 1.600 millones de dólares este año y que tocarán los 3.600 millones en tres años.

"Hay muchos niños jugando estos juegos, y ellos no tienen acceso a tarjetas de crédito", dijo Bagga, que cubre a empresas de juegos. "Si facilitas el proceso, definitivamente ayudará, y la tecnología móvil desempeña un importante papel".

Los juegos en redes sociales cobraron popularidad en Estados Unidos el año pasado, lo que hizo que Electronic Arts Inc. comprara Playfish Inc., el productor de "Pet Society" y "Restaurant City", por U400 millones. Zynga Inc., creador de "FarmVille" y "Café World", captó 180 millones de dólares de capital privado en diciembre.

El mercado de cosas virtuales está más establecido en Asia. Tencent Holdings ltd. una empresa de juegos de Shenzhen, China, tiene una capitalización de más de 33.000 millones dólares. Shanda Games Ltd., un competidor más pequeño de Shanghái, está valorada en unos 2.500 millones de dólares.

Facebook Inc., la mayor red social en Internet del mundo, está probando su propio modelo de pagos que permitiría a los usuarios comprar créditos en juegos distintos. Facebook, con sede en California, se quedaría con un porcentaje de esas ventas.