Destinó 138 millones a dotaciones

El Banco Guipuzcoano obtiene un beneficio consolidado de 28,2 millones en 2009

El Banco Guipuzcoano obtuvo un beneficio consolidado de 28,2 millones de euros en 2009 tras haber destinado 138 millones a dotaciones y saneamientos para hacer frente a la "difícil" situación económica.

El banco ha explicado, en un comunicado, que durante el pasado año mantuvo una política de "gran prudencia" en la valoración de riesgos, por lo que llevó la cobertura del fondo de insolvencias al 91,5%, lo que equivale en términos absolutos a 98 millones de euros.

La entidad ha valorado que, después de optar por esta política "conservadora para impulsar su solvencia", el Banco ha logrado un beneficio consolidado de 28,2 millones de euros, mientras que el resultado, antes de las dotaciones complementarias de 138 millones, era equivalente al del año anterior.

La morosidad al cierre del ejercicio se ha situado en el 3,9% del riesgo total y el banco ha observado una "significativa reducción del ritmo de entrada en mora en los últimos meses", lo que "podría indicar la proximidad de cambio en el ciclo económico".

La entidad guipuzcoana ha acometido un "exigente plan de contención de costes" que le ha llevado a mantener los gastos de administración del ejercicio 2008, a costa de cerrar once oficinas y reducir su plantilla en un 5,9%, al pasar de 1.346 empleados a 1.266.

Los créditos a clientes supusieron 7.159 millones de euros, un 8% menos que el año anterior, mientras que el crédito vivienda a particulares se mantuvo, pero el comercial se redujo como consecuencia de la menor actividad empresarial.

Los depósitos de la clientela representaron en 5.427 millones en 2009, lo que significa una reducción del 1,2%, aunque destaca un incremento de un 14,4% de las imposiciones a plazo.

El balance total del Grupo Banco Guipuzcoano ascendió a 10.345 millones de euros, un 3,3% menos que en 2008.

El banco ha aprobado el nuevo Plan Estratégico 2010-2014, que anticipa la salida de la crisis y que pretende la adaptación de su estructura y actividades a un nuevo entorno de crecimiento económico.

Además, el Consejo de Administración del Guipuzcoano propondrá a la Junta General la distribución de un dividendo de 0,094 euros por acción ordinaria y de 0,141 euros por acción preferente.

Teniendo en cuenta el dividendo a cuenta que se pagó el pasado 30 de octubre, el dividendo complementario que se pagará el 6 de abril será de 0,064 euros por acción ordinaria y de 0,096 por preferente.