Dice que las reformas van en buena dirección

Botín respalda el retraso de la edad de jubilación y defiende la solidez de España

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, aseguró que las últimas medidas anunciadas por el Gobierno son "las más importantes de los últimos años" y van "en la buena dirección", al tiempo que destacó la fortaleza y solidez de España. "No se puede comparar España con Grecia. Somos un país fuerte, sólido. Saldremos adelante", sin ninguna duda", añadió el banquero.

Emilio Botín, presidente del Banco Santander
Emilio Botín, presidente del Banco Santander

En concreto, Botín hacía alusión a los planes del Ejecutivo para reducir el gasto del Estado en 50.000 millones de euros, el 5% del PIB hasta 2013, y a la propuesta de reforma del sistema de pensiones y de la negociación colectiva, según concretó posteriormente en la presentación de los resultados del Santander en 2009, cuando ganó 8.943 millones, el 1% más que un año antes.

No obstante, advirtió de que todas esas iniciativas que se plantean "exigen un esfuerzo inmenso a la sociedad". A pesar de ello, Botín dijo estar "convencido de que todos vamos a remar en la misma dirección". En cuanto a la situación económica de España, el presidente del Banco Santander espera que la recuperación empiece en el segundo semestre del año. España es "un país fuerte y sólido", remarcó, y por ello, Botín confía en que las "turbulencias que hay en los mercados pasen".

En los últimos días se ha cuestionado la situación de las finanzas públicas de España y, en este sentido, ayer el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, aseguró que el país comparte problemas estructurales con otros, como Grecia, o Portugal por su pérdida de competitividad y su elevado déficit.

Para la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, esta comparación fue "poco prudente" porque, subrayó, no se puede meter en el mismo saco a España y Grecia, ya que la situación de ambos países "no tiene nada que ver".