La cita clave será en marzo

El BCE mantiene tipos y señala que la eurozona crece a un "ritmo moderado"

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, señaló hoy, tras mantener la institución los tipos de interés en el mínimo histórico del 1% pese a los problemas de Grecia, que la zona euro continuará creciendo a un "ritmo moderado".

Evolución de los tipos de interés en EE UU y la zona euro
Evolución de los tipos de interés en EE UU y la zona euro

Trichet considera que los tipos de interés se encuentran en un nivel "apropiado", aunque advirtió de que el ritmo de recuperación económica de la zona euro en 2010 será "moderado e irregular".

El máximo responsable de política monetaria de la eurozona volvió a utilizar el término "apropiado" al referirse al precio del dinero en la zona euro, lo que apunta a que la institución emisora no se plantea modificar su actual política monetaria, en consonancia con el Banco de Inglaterra y la Reserva Federal de EE UU.

Bajas presiones inflacionistas

Así, el banquero galo afirmó que la eurozona registrará bajas presiones inflacionistas en el medio plazo, ya que las expectativas de inflación a medio y largo plazo permanecen "firmemente ancladas" de acuerdo con los objetivos de estabilidad de precios de la entidad.

El consejo de gobierno tomará decisiones en la reunión de marzo en relación con las inyecciones de liquidez en el mercado, con las que actualmente proporciona a los bancos efectivo de forma ilimitada al 1 por ciento, tanto en sus operaciones de refinanciación ordinarias como en las extraordinarias.

Insta a Grecia a hacer reformas

La autoridad monetaria ha apostado hoy por no introducir medidas bálsamo pese a los perjuicios que la situación griega está generando en el euro, y ha reiterado que su política monetaria es común y que no modificará su reglamento en beneficio de un país. Trichet dijo hoy que "la entidad monetaria apoya los objetivos del Gobierno griego de reducir el déficit fiscal hasta el 3% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2012". Además, instó a Grecia a llevar a cabo las reformas necesarias para lograr este objetivo y consideró que las reformas fiscales y las salariales anunciadas por el ejecutivo griego "son pasos en la dirección adecuada".

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) se unió hoy al Banco Central Europeo (BCE) y dio su respaldo al objetivo de Grecia de reducir el déficit fiscal hasta el 3% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2012. "Creemos que las metas del plan (de Grecia) son adecuadas", dijo la portavoz de la entidad con sede en Washington, Caroline Atkinson.

El BCE informó en Fráncfort de que también dejó inalterada la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos, en el 1,75%. A su vez, el BCE mantuvo la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el 0,25%.