Propietaria de Altadis

Imperial Tobacco asume la caída del segmento de cigarrillos en España

La tabacalera británica Imperial Tobacco reconoce que el mercado español está en contracción. La propietaria de Altadis señalaba ayer que la reducción del segmento de cigarrillos a lo largo del último año se sitúa en torno al 10%, mientras el tabaco de liar sigue ganando terreno con un repunte del 30%, según apuntaba en un comunicado a la Bolsa londinense previo a su junta de accionistas.

La propietaria de marcas como Fortuna y Golden Virginia reconoce haber recortado sus stocks de tabaco de liar después de la subida de impuestos especiales sobre esta modalidad de tabaco que el Ejecutivo realizó antes del verano, cuando el avance de la picadura era imparable y alcanzaba el 60%.

Imperial Tobacco afirma que en el segmento de cigarrillos rubios, su cuota de mercado en España se situaba a finales de diciembre en el 30,1%, con una ligera caída respecto al año anterior, cuando alcanzaba el 30,6%. Además, la multinacional británica destaca la evolución de Ducados Rubio y de Orígenes, que lanzó al mercado el pasado octubre.

Sin embargo, indica que el desplome del turismo durante el pasado ejercicio ha hecho mella en sus ventas de tabaco de liar. También destaca la subida de precios (15 céntimos) que ha llevado a cabo el pasado enero. Un movimiento al alza que también ha realizado en los últimos meses en Gran Bretaña y Francia.

"Hemos hecho un buen comienzo de año, en línea con nuestras previsiones y a pesar del débil entorno económico", aseguraba ayer Gareth Davis, consejero delegado de Imperial.

Davis abandonará la multinacional el próximo mayo y será sustituido por su número dos, Alison Cooper, quien fue una de las artífices de la compra de la hispanofrancesa Altadis, por la que Imperial pagó hace dos años 12.600 millones de euros.