Tipos en el 1%

El BCE mantendrá mañana su política monetaria pese a los problemas de Grecia

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) se reunirá mañana para analizar el curso de la política monetaria, mientras los mercados financieros, que no prevén cambios en los tipos de interés, siguen atentos a Grecia.

No habrá medidas bálsamo por parte del BCE, pues, pese a los perjuicios que la situación griega está generando en el euro, el BCE ha reiterado que su política monetaria es común y que no modificará su reglamento en beneficio de un país.

La inflación se comporta según lo previsto por el BCE y de acuerdo a su objetivo de mantenerla por debajo pero próxima al 2%, al tiempo que la recuperación económica iniciada por la eurozona no se ha hecho más fuerte y homogénea desde la última reunión del BCE en enero.

Al término de aquel encuentro, el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, anunció que la próxima cita "importante" sería la de marzo, cuando los economistas del banco europeo presenten al consejo nuevos pronósticos de crecimiento e inflación.

Esa actualización podría resultar menos esperanzadora, pues la situación financiera de algunos países de la eurozona es crítica e, incluso, es de prever un deterioro de las economías que ahora hacen de locomotora, como la alemana.

"La primera mitad de este año podría ser más débil de lo previsto", advirtió el jefe económico del BCE y miembro del consejo ejecutivo, Jürgen Stark. En un discurso académico pronunciado este martes, el presidente del Bundesbank y candidato a la sucesión de Trichet en el BCE el año próximo, Axel Weber, vaticinó que la verdadera recuperación no llegará hasta 2011.

Weber mantuvo que el Producto Interior Bruto (PIB) alemán crecerá este año un 1,6%, pero advirtió de que este incremento irá acompañado de un avance importante del desempleo, que pasará del 8,1% en 2009 al 10% en 2011.

En la zona del euro el paro aumentó en diciembre al 10%, el nivel más alto desde agosto de 2008, al tiempo que el consumo se debilita y persiste la restricción al crédito.

La opinión general es que la subida de tipos, ahora en el 1%, se producirá en el segundo semestre y no antes de que el BCE redondee la estrategia de salida de las medidas excepcionales adoptadas tras la quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008.