Ante un empeoramiento de la situación en Grecia

Deutsche Bank echa más leña: recomienda vender deuda de España y Portugal

Los inversores deberían vender deuda de países europeos periféricos como España y Portugal porque la situación fiscal de Grecia quizá empeore, según un informe de Deutsche Bank AG.

"Aun cuando ha habido un creciente número de artículos que detallan los intentos de la Unión Europea para diseñar un paquete de apoyo para Grecia, el entorno probablemente tendrá que deteriorarse más antes de que ese apoyo esté disponible, arriesgando un mayor incremento de los diferenciales y el contagio a otros periféricos", aseguran en un informe varios analistas en Londres, entre ellos Ralf Preusser.

"A los niveles actuales de diferenciales y dados los riesgos de una fuerte retirada, las posiciones cortas sobre Portugal y España son más atractivas que las posiciones cortas sobre Grecia". Una posición corta es una apuesta a que un activo caerá.

La prima que los inversores exigen por tener bonos españoles a 10 años en lugar de bunds alemanes de referencia se redujo 8 puntos básicos a 84 puntos básicos a mediodía. El diferencial de rentabilidad entre el bund alemán y los bonos portugueses cayó 2 puntos básicos a 119 puntos básicos, y para la deuda griega se contrajo 22 puntos básicos a 344 puntos básicos.

La deuda soberana española apenas ha reaccionado a esta noticia. De hecho, el diferencial de la primera de riesgo de España comparada con el bono alemán a diez años es de 84,5 puntos básicos. Lejos todavía de los 99 que llegó a rozar la semana pasada.

Y es que la presión del mercado llevó la prima de riesgo -diferencial entre el tipo de interés del bono español a 10 años con el alemán- a rozar los 100 puntos básicos por primera vez desde abril. Concretamente, el tipo de la deuda española se fue del 4,1% al 4,19% mientras el bono alemán, refugio de los inversores en épocas de tormenta, se mantuvo en el 3,2%.

Hoy, el bono español está en 4,039% mientras que el bono alemán ronda los 3,19%.