Tras triplicar provisiones

Cajastur ganó 165,7 millones en 2009, un 6,91% menos

Cajastur obtuvo un beneficio atribuido de 165,7 millones de euros en 2009, lo que significa un descenso del 6,91% en relación al año anterior, tras triplicar sus provisiones, hasta 158 millones de euros, informó hoy la entidad asturiana.

Así, las dotaciones a fondos de provisión crecieron un 214%, con lo que el volumen de fondos disponibles para la cobertura de distintos riesgos se eleva a 337,8 millones, de los que 164 millones son de carácter voluntario y extraordinario.

La entidad que ha adquirido Caja Castilla-La Mancha (CCM) registró una tasa de morosidad del 3,23% pese a haber incrementado el volumen de riesgos clasificados dudosos por criterios subjetivos, en aplicación de la prudencia aconsejable en el actual entorno.

Cajastur incidió en que el 67% de los activos cuentan con garantía real, a lo que se suma la cobertura de activos dudosos, del 66,8% que, si se incluye el valor de los colaterales asociados, alcanza el 205%.

El coeficiente de solvencia del grupo se estableció en el 15,6%, mientras que el ratio de recursos propios de primera categoría core capital se estableció en el 12%.

El margen bruto creció un 12,5% en este periodo, gracias a la aportación de participaciones estables en diversas sociedades y al incremento de los ingresos por comisiones derivado del crecimiento de los negocios de tarjetas, seguros y valores, hasta alcanzar 603,4 millones.

Para afrontar la recesión en España, Cajastur redujo sus gastos de administración en un 1,18%, lo que permitió mejorar su ratio de eficiencia financiera en más de siete puntos porcentuales, hasta el 32,6%.

La cifra de negocio se estableció en 23.013 millones (-1,05%), debido tanto al aumento de la inversión crediticia bruta del 0,24%, que en el caso de las familias creció un 8%, como a la disminución de los recursos captados de clientes (-2,16%).

Liquidez de 3.000 millones

A cierre del año, el grupo dispone de recursos líquidos de 3.048 millones de euros, un 20% sobre los activos totales.

Cajastur y Caja Castilla-La Mancha (CCM) prevén culminar su fusión en el primer semestre de 2010, una vez recibidas las autorizaciones pertinentes y tras acordar el protocolo básico de integración de la caja castellano-manchega en la asturiana.

El Fondo de Garantía de Depósitos de las Cajas de Ahorro (FGD), CCM, Cajastur y Banco Liberta acordaron la semana pasada el protocolo que regula el marco de relaciones y actuaciones a desarrollar para culminar la integración del negocio bancario de CCM en Banco Liberta, filial de Grupo Cajastur, que tendrá su sede en Castilla-La Mancha.

La oferta para la integración parcial de CCM en el Grupo Cajastur fue aprobada por la Comisión Ejecutiva del Banco de España en su reunión de 3 de noviembre de 2009.

Tras la aprobación por el Banco de España, en la misma fecha, el plan de integración propuesto por Cajastur fue examinado asimismo por la Comisión Gestora del FGD, que decidió otorgar su respaldo financiero al proyecto, con unos 2.475 millones de euros.