Asciende a 1.200 horas anuales

Los controladores aéreos cumplirán con la jornada básica a partir del 1 de abril

El Sindicato Profesional Independiente de Controladores Aéreos (SPICA) advirtió hoy de que a partir del próximo 1 de abril el colectivo cumplirá con la jornada básica pactada por convenio, que asciende a 1.200 horas anuales, lo que tendrá "consecuencias inmediatas en la fluidez y en la seguridad de las operaciones".

"A partir del 1 de abril no estaremos en huelga, sino que nuestra jornada, pasará a ser la básica", señala en un comunicado el sindicato minoritario, que explica que a petición de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), el 31 de marzo finalizará el acuerdo de prolongación de la jornada por la que el colectivo realiza "voluntariamente" 1.700 horas anuales.

Asimismo, considera que dada la proximidad con Semana Santa los sectores económicos relacionados con el turismo podrían verse "irremediablemente afectados".

"Cualquier responsabilidad social y/o política sobre las muy previsibles cancelaciones y retrasos deberá exigirse a quienes han tomado esta decisión", así como la de "no formar más controladores".

Al respecto, recordó que en 2006 AENA anunció la convocatoria de 150 nuevas plazas, cuya incorporación estaba prevista para 2008 y que el año pasado redujo a 48 las nuevas plazas. Por ello, instó al ente público a convocar de manera "urgente" 150 plazas para este año y otras 150 para 2011.

"Los controladores aéreos reiteramos nuestra disposición para solucionar el inminente problema, surgido a petición de AENA, tal como hemos hecho en años anteriores y demandamos la convocatoria urgente de 150 plazas para este año y 150 más el año 2011", concluyó el SPICA.