Su beneficio cae un 47,9% en 2009

La CAM está dispuesta a liderar una fusión y ve "demasiada especulación" con Caja Madrid

El presidente de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), Modesto Crespo, aseguró hoy que la entidad está dispuesta a liderar una fusión en el proceso de reestructuración del sistema financiero español que le permita llevar el timón del fruto de la integración, al tiempo que la entidad alicantina consideró que ha habido "demasiada especulación" a la hora de casarla con Caja Madrid.

"Tenemos la idea de liderar nuestro proyecto manteniendo nuestra filosofía operativa y transparencia en los mercados mediante las cuotas participativas, esa es nuestra intención, pero estamos abiertos a la incorporación o a la posibilidad que se pueda dar, pero siempre liderando nuestro proyecto", aseguró Crespo.

Tras presentar los resultados anuales de la CAM y al ser preguntado en reiteradas ocasiones sobre una posible integración con la caja presidida desde ayer por Rodrigo Rato, Crespo subrayó que los datos de eficiencia, rentabilidad y liquidez de la CAM la animan a seguir afrontando los retos en solitario.

En este sentido, el director general de la CAM, Roberto Abad, insistió en que ha habido "demasiadas especulaciones" sobre la integración con Caja Madrid y aclaró que la posición de su entidad es hacer los deberes para garantizar su viabilidad, tarea que considera garantizada, si bien reconoció que se han mantenido conversaciones con otras cajas de ahorros y con el Banco de España.

En cuanto a si la CAM ha recibido presiones para participar en alguna integración desde el organismo que preside Miguel ?ngel Fernández Ordóñez o la Comunidad Valenciana, ambos directivos negaron rotundamente esta posibilidad. "No nos sentimos presionados por nadie, hemos hablado con mucha gente y la recomendación siempre ha sido que tenemos que tomar las decisiones en función de nuestros intereses", aseveró Abad.

En este punto y en relación a un eventual acercamiento con Bancaja, el presidente de la CAM, Modesto Crespo, aseguró que el presidente valenciano, Francisco Camps, "se ocupa y preocupa de la situación de las cajas de ahorros regionales pero sin presionar en ningún sentido".

Moverse rápido ante el FROB

Sobre la ''luz verde'' que Bruselas concedió ayer al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), los directivos indicaron que las entidades que aspiren a obtener recursos del mismo "deben hacer los deberes rápido" y recordaron las recomendaciones realizadas desde el Banco de España en esta línea, sin dejar de subrayar que la CAM se ha venido preparando para afrontar el 2010 "desde hace tiempo".

"Nosotros contemplamos el futuro mirando lo que somos capaces de hacer, y tenemos conciencia de que somos capaces de hacer muchas cosas", dijo el director general, si bien reconoció que 2010 se presenta como un ejercicio "con nubarrones" que pueden, "no abortar el proceso de mejorar, pero sí generar algún episodio puntual que haga reconsiderar cosas".

"2010 lo veo mejor que 2009, no sé si en términos de resultados. Probablemente sí", indicó. "Hemos hecho músculo todos, estamos corriendo la maratón y estamos a la mitad todavía, pero estamos mejor que cuando salimos. Ahora nos hemos habituado al ritmo y lo estamos siguiendo", dijo.

Beneficio de 203,4 millones

La Caja Meditarráneo (CAM) cerró el año 2009 con una caída de su beneficio del 47,9%, hasta 203,4 millones de euros, tras destinar 1.136 millones de euros a provisiones.

La tasa de mora se situó en el 4,53%, por debajo de la media del sector de cajas de ahorros, que se situó en el 4,91%, pero por encima de la de hace un año, ya que en 2008 la morosidad de esta entidad se situó en el 3,77%.

La cobertura también se elevó con respecto a la del sector y en 2009 se situaba en el 71%, frente el 58% del sector. El ratio de eficiencia se situó en 36,7%, con un avance de 11,5 puntos. La caja elevó sus provisiones durante el pasado ejercicio para hacer frente al continuo incremento del ratio de mora, que se prolongará durante este ejercicio aunque su ritmo de crecimiento se ha ralentizado.