Club Siglo XXI

Villar Mir cree que un millón de empleos perdidos en la construcción no se recuperarán

El presidente del grupo Villar Mir, Juan Miguel Villar Mir, es optimista respecto a las posibilidades de España para superar la crisis, pero su recetario implica un gran esfuerzo político, social y empresarial. Bajo su punto de vista debe ponerse en marcha, de forma inmediata, un plan de choque en infraestructuras que ceda la gestión de las mismas a la iniciativa privada. Para hacerlo asequible demanda la "revisión de las figuras impositivas" que afectan a la colaboración público-privada y que se faciliten "figuras ya empleadas en el ámbito español como la colocación de bonos a largo plazo".

El empresario enumeró sus propuestas en el Club Siglo XXI, donde enmarcó al sector de la construcción en la actual crisis. Otras pasos obligatorios conducen al reajuste del sector inmobiliario, dar prioridad a la financiación de las pymes y la búsqueda de un pacto de estado entre agentes sociales y partidos políticos.

Para Villar Mir se ha presentado la oportunidad de crear un "auténtico mercado de alquiler de viviendas" como solución al abultado stock. Pero también señaló como nota negativa que el millón de empleos que ha arrasado la crisis del ladrillo "han desaparecido para siempre". Su conferencia destacó dos puntos a favor de España: "la globalización y el liderazgo internacional de algunas compañías españolas". Lo que no quiere decir que esté todo el trabajo hecho: "Nuestras exportaciones están hoy en un tercio de lo que correspondería al tamaño de nuestra economía", calculó.