Hasta 2013

El recorte del gasto público será de 40.000 millones y otros 10.000 para CC AA y ayuntamientos

El déficit del conjunto de las administraciones públicas se disparó el año pasado hasta el 11,4% del Producto Interior Bruto, dato que hoy ha servido de pretexto a la vicepresidenta económica, Elena Salgado, para anunciar tras el Consejo de Ministros un ajuste de 40.000 millones en el gasto público, al que se sumarán otros 10.000 por parte de las comunidades autónomas y ayuntamientos a lo largo de cuatro ejercicios.

María Teresa Fernández de la Vega y Elena Salgado.
María Teresa Fernández de la Vega y Elena Salgado.

Este ajuste obligará a realizar un esfuerzo de contención del gasto equivalente a 8,4 puntos de PIB hasta el año 2013 para cumplir el plan de Estabilidad, que obliga a reducir el déficit hasta el 3%. Elena Salgado dijo a los periodistas que confía en la responsabilidad de las comunidades autónomas para complementar el esfuerzo que se hará desde la Administración central para afrontar esta reducción del gasto. Se negociará con ellas a través del Consejo de Política Fiscal y el objetivo es que reduzcan su gasto en otros 10.000 millones.

El Gobierno espera que las comunidades no pongan obstáculos a este plan de austeridad, pues confía en su "sentido de la responsabilidad". Esta iniciativa nace a pocos meses del cierre del nuevo modelo de financiación autonómica, que inyectó en el sistema 11.000 millones de euros extra. "Este es un esfuerzo coyuntural que pedimos a las comunidades, mientras que el nuevo modelo de financiación es estructural", se justificó Elena Salgado.

El recorte de gasto en la Administración central afectará, sobre todo, al capítulo de personal y al de inversiones. No obstante, Salgado eludió precisar las partidas concretas porque las tiene que negociar con los diferentes ministerios. Uno de los afectados será, como es obvio, el departamento de Fomento, que verá reducidas de forma gradual las inversiones en infraestructuras "en varios miles de millones" hasta 2013. Según avanzó la vicepresidenta económica, quedarán al margen de este recorte las partidas de I+D+i, las de educación, sanidad, dependencia y, genéricamente, "las que afectan al gasto social".

Los ayuntamientos tampoco quedarán al margen de este plan de austeridad, con el que el Gobierno intenta convencer a los mercados de la credibilidad de su política económica. En este sentido, Salgado ha anunciado que el Ejecutivo propondrá a las corporaciones locales un acuerdo de sostenibilidad de las finanzas públicas hasta 2013 dentro de la Comisión Nacional de Administración Local.

Fuentes gubernamentales informaron a este periódico que para hacer más digerible este compromiso con los ayuntamientos se intentará ganar su complicidad negociando al mismo tiempo la nueva financiación local para que pueda entrar en vigor el año que viene.