Encuesta sobre los préstamos bancarios

El BCE advierte de que a finales de 2009 se frenó la flexibilidad del crédito

El BCE constata que en el último trimestre de 2009 continuó el proceso de relajamiento en los estándares de crédito en la zona euro, aunque detectó que este alivio se produjo a un menor ritmo que en los trimestres anteriores.

Así lo advierte la última edición de su encuesta sobre préstamos bancarios de que el punto de inflexión en la tendencia de préstamo observada desde mediados de 2007 no se ha alcanzado todavía.

En concreto, el informe señala que en el cuarto trimestre de 2009 se mantuvo la tendencia a la baja en el porcentaje de entidades que endurecieron sus criterios de préstamo a las empresas, que pasó al 3% desde el 8% del trimestre precedente y el 21% del segundo trimestre, lo que también refleja el ritmo "notablemente inferior" de este relajamiento. Por su parte, la demanda de créditos por parte de las empresas se mantuvo en territorio negativo (-8%), aunque de manera menos acusada que en el tercer trimestre (-20%).

En el caso de los préstamos a hogares para compra de vivienda, la cifra de bancos que informó de un endurecimiento de las condiciones de préstamo fue del 3%, frente al 14% del tercer trimestre y el 22% del segundo. Por su parte, la demanda de préstamos hipotecarios por parte de particulares creció hasta el 16% y encadena tres trimestres consecutivos al alza, frente al 10% del trimestre anterior y el 4% del segundo, apoyada en gran medida por la mejora de las perspectivas del mercado inmobiliario. De hecho, los bancos esperan que la demanda de créditos para adquirir viviendas alcance el 22% en los tres primeros meses de 2010.

En lo que a préstamos al consumo se refiere, la encuesta del BCE constata que sólo el 10% de las entiddes admitió un endurecimiento de los criterios de préstamo, frente al 13% del trimestre anterior y el 21% del segundo, mientras que la demanda también continuó a la baja (-10%).