Confirma el final de la recesión

El PIB de EE UU aumentó un 5,7% en el último trimestre de 2009, más de lo esperado

La economía de EE UU ha dado hoy la sorpresa positiva. Según las primeras estadísticas del departamento de Comercio, el PIB se expandió a un ritmo del 5,7% en el cuarto trimestre después de crecer al 2,2% en el tercero.

Es la mejor evolución desde el tercer trimestre de 2003 y supera el consenso medio de los analistas. No obstante, la fortaleza de la recuperación no ha podido compensar la severidad de la situación económica del primer semestre del año y 2009 pasa a los libros de historia con el peor dato desde 1946 al registrar una contracción del 2,4% frente al crecimiento de apenas 0,4% en 2008.

Varios han sido los motores del crecimiento en el último trimestre del año. Por un lado, la reactivación de las empresas para evitar una excesiva caída de unos inventarios ya muy ajustados ha aportado 3,4 puntos porcentuales al crecimiento, algo que no se veía en un par de décadas debido al brutal ambiente económico de finales de 2008 y primeros meses de 2009.

Por otro lado y tal y como han venido anticipando las ventas minoristas, el gasto de los consumidores, que es responsable del 70% de la economía, creció un 2%, más de lo que calculaban los analistas y aportó un 1,4% al PIB. Todo ello ocurre a pesar de que la tasa de paro ha alcanzado el 10%. Pese a que no se están creando los suficientes empleos para compensar las pérdidas de puestos de trabajo, la evolución del mercado laboral está tocando suelo. Eso si, los analistas y los políticos creen que la recuperación va a ser muy lenta y aunque se invierta la tendencia de destrucción de empleo el paro subirá porque habrá más población activa (buscando empleo).

Otro de los componentes que despiden al año en positivo es la vivienda. Las inversiones fijas residenciales se incrementaron un 5m7% después e haber subido un 18,9% en el tercer trimestre. Los constructores han reactivado en cierta medida el sector debido a los recortes fiscales temporales que ha puesto en marcha el Gobierno. En las últimas semanas se ha visto no obstante, que este componente es muy volátil y podría cambiar su rumbo en el primer trimestre de este año.

El comercio internacional tuvo una aportación apenas marginal aunque las exportaciones crecieron un 18% y las importaciones lo hicieron en un 10%. En este panorama, las empresas han sentido algo más de confianza y la inversión ha crecido un 2,9% tras caer casi un 6% en el tercer trimestre.

Barack Obama, que anunció en el discurso del Estado de la Unión una serie de nuevas ayudas fiscales para animar la contratación, máxime ahora que se está recuperando la producción y la inversión. Tiene previsto concretar hoy que habrá unos créditos fiscales valorados en 33.000 millones de dólares para animar a que las PYMES contraten trabajadores y suban los sueldos. Se concederá un crédito de 5.000 dólares por trabajador contratado en 2010 con un tome de medio millón por empresa.