Atlético y Celta buscan las semifinales

Una Copa que vale su peso en oro

El Atlético de Madrid peleará por levantar la Copa del Rey esta temporada. Una plaza en la Europa League del próximo año está en juego, y con ella la posibilidad de ingresar más de 10 millones de euros y de negociar nuevos contratos al alza.

El futbolista del Atlético de Madrid, Sergio Agüero
El futbolista del Atlético de Madrid, Sergio Agüero

La final de la Copa del Rey, el torneo nacional de fútbol más antiguo de España, se jugará el 26 de mayo y a ella pretende acceder el Atlético de Madrid. Para el club rojiblanco, el triunfo en esta competición se antoja imprescindible a nivel económico y deportivo. Una plaza en la Europa League del próximo año está en juego, y con ella la posibilidad de ingresar más de 10 millones de euros de forma directa y de negociar nuevos contratos al alza.

El club colchonero no atraviesa su mejor momento deportivo. En la liga marcha en la undécima posición, a 10 puntos de los puestos que dan derecho a jugar la próxima Europa League, y a 11 de la Champions, el gran objetivo a principio de temporada. Pero las sensaciones del equipo no invitan precisamente a soñar. De este modo, la temporada pasa para el club, al margen del difícil reto de la Europa League, donde están presentes equipos de la talla del Liverpool, la Juventus, la Roma o el Valencia, por hacer algo grande en Copa y asegurarse la presencia en Europa y los ingresos que de ello se derivan.

Desde el club aseguran que "más allá de los ingresos que genera una final de Copa, que suponen una tercera parte de la recaudación de la taquilla, a lo que hay que sumar los ingresos por derechos de televisión y publicidad estática, en términos económicos el conseguir la Copa supondría asegurarse el acceso a la próxima Europa League, algo fundamental para el club".

Para el Atlético, que lleva desde el año 1995, cuando consiguió el 'doblete', sin levantar un trofeo, igual que para los grandes clubes de fútbol, el elemento deportivo nunca puede ir separado del económico. "A nivel de imagen es importantísimo, llevamos sin ganar un título desde la temporada 1995/96, y nuestra estrategia de continuar con la implantación de marca a nivel internacional implica el no dejar de participar en las competiciones europeas".

El presidente del club, el también productor de cine Enrique Cerezo, ya incidió en esta idea cuando el club presentó su ingreso en el Foro de Marcas Renombradas Españolas en 2008, al que ya pertenecían Real Madrid y Barcelona. Cerezo explicó que "el Atlético de Madrid ha seguido una estrategia destacada en el establecimiento de políticas de marketing que han fidelizado a nivel nacional e internacional a sus aficionados, realizándose numerosos estudios que han sido referentes en todo el mundo respecto a este tema. La historia centenaria del Club, en la que se han ganado muchos e importante títulos, ha servido también para contar el apoyo de empresas multinacionales de primer nivel y de máximo prestigio, casos de KIA, Nike, Kyocera, Coca-Cola, La Caixa, Asisa, Hugo Boss, El Corte Inglés o Mahou".

Los ingresos económicos que ofrece la UEFA por disputar la segunda competición más importante de Europa tras la Champions, han mejorado notablemente en la última temporada. Para el campeón el premio total esta temporada es de 6.500.000 euros, sin incluir las ventas en taquilla. De los 150,36 millones que repartirá la UEFA Europe League (unas 5 veces menos que la Champions), 60 millones corresponderán al denominado Market-pool (los derechos de televisión y publicidad que paga cada país). De este modo, el ganador podrá llevarse una cantidad total que rondará los 10 millones.

Tal y como reconoce el club, la Copa se ha convertido en un objetivo ineludible. La mayor parte de las ilusiones de esta temporada están depositadas en ella, y su modelo de gestión depende cada vez más de un triunfo que se retrasa demasiado. Para el Atlético de Madrid, sin la presencia en la competición de clubes como Real Madrid, Barcelona o Valencia, es la gran oportunidad de alzarse con una Copa que efectivamente, vale su peso en oro para el club.