Cierre de sesión

Arena en los bolsillos: El Ibex pierde los 11.000 y los 10.900 puntos

No bastan las ganas de subir. Los datos macroeconómicos de EE UU se han llevado por delante las ganancias registradas durante la mañana. Al cierre, el selectivo español ha cedido un 1,93% que ha conseguido que, por primera vez desde septiembre, los 11.000 se queden fuera de juego. Los 10.900 tampoco se han salvado de la quema. (Ver gráfico detallado del Ibex )

Aunque lo intentan, últimamente siempre hay algún motivo que impide a las Bolsas recuperar las ganancias. Hoy parecía el día perfecto para que las compras volvieran a los parqués. Y es que los mercados amanecían con buen sabor de boca después de que ayer la Reserva Federal de Estados Unidos mantuviera intacto el precio del dinero y, tal y como explican los expertos de Renta 4, "se mostrara algo más optimista (habla de que el ritmo de recuperación será moderado durante un tiempo, pero elimina el término "débil" para calificar a la economía), apreciando una mejora de la actividad económica y un menor deterioro en el mercado laboral".

Pero no fue la única buena noticia que llegó desde el otro lado del Atlántico. El discurso de Obama sobre el Estado de la Unión también supuso una inyección de tranquilidad. El presidente de Estados Unidos señaló que se concentrará en la creación de empleo y reiteró su propuesta de reformar la regulación financiera. Sin embargo, afirmó que no pretende castigar a la banca.

En este entorno, las compras que han dominado en las plazas del Viejo Continente durante toda la mañana estaban más que justificadas. Sin embargo, la apertura de la Bolsa de Nueva York ha traído consigo el pesimismo suficiente para que las ganancias se evaporen y en su lugar queden los números rojos una vez más. El encargado de llevarse por delante las ganas de escalar posiciones ha sido el frente macroeconómico, que ha sacado a la luz unas solicitudes de subsidio por desempleo que han caído menos de lo esperado por los expertos y unos pedidos de bienes duraderos que han subido por debajo de lo previsto.

EBRO FOODS 18,70 -0,58%
IBEX 35 9.447,50 0,46%

En este contexto, el Ibex 35 no ha dudado ni un instante en cambiar el signo de la jornada y ha echado el cierre con un recorte del 1,93%, un descenso que le ha situado en los 10.829 puntos y que ha conseguido que los 11.000 puntos se evaporen. El selectivo español no perdía esta cota desde el pasado septiembre. En el resto de Europa, los mercados también han optado por unirse a los números rojos.

Sin embargo, los expertos se muestran optimistas. "¿Corrección de la corrección? ¿Final de la corrección? Preguntas difíciles de responder. Y es que, al final, con un mercado sin tendencia a muy corto, con demasiados frentes a vigilar, anticipar su evolución en días es casi imposible. Mejor esperar que las dudas se vayan disipando. Seguimos optimistas para los próximos meses", explica José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España.

En cuanto a valores, Inditex ha sido la estrella indiscutible. La textil multinacional ha utilizado como trampolín los buenos resultados de su competidora H&M y ha dicho adiós con un ascenso del 2,91% en el precio de sus títulos. Ebro Puleva, que está estudiando las ofertas recibidas por su negocio lácteo, también se ha situado en la parte alta de la tabla. Sus acciones han sumado un 0,99%.

Para Sabadell la sesión no ha sido tan positiva. La entidad bancaria ha cedido un 1,76% pese a presentar unos resultados que han batido previsiones . Sus compañeros de sector tampoco han disfrutado de una buena jornada. BBVA ha restado un 2,57%, lastrado por el recorte de su precio objetivo por parte de Nomura, y Banesto se ha dejado un 2,94%.

En el mercado de divisas , el Banco Central Europeo ha fijado el cambio oficial del euro en 1,3999 dólares.