Los anuncios han subido entre un 15% y un 20%

Las privadas facturan un 10% más en el primer mes de TVE sin publicidad

El final de la publicidad en TVE ya se está dejando notar en las televisiones privadas, que han logrado aumentar su facturación un 10% respecto a hace un año. Los precios de los anuncios se han elevado entre un 15% y un 20%.

El año ha empezado con buen pie para las televisiones privadas de ámbito nacional. La supresión de la publicidad en TVE se está haciendo notar ya en las cuentas de resultados de las cadenas, en el primer mes de funcionamiento real del nuevo modelo de financiación de la pública.

Según los datos que maneja el sector, los operadores privados van a cerrar enero con un incremento medio de la facturación del 10% respecto al mismo mes del año pasado. "Con estas cifras, el ejercicio pinta bien, sobre todo porque se espera que el mejor trimestre sea el último del año", explicaron en fuentes de las cadenas. Las tasas de crecimiento son algo mayores en las cadenas más pequeñas, como Cuatro (propiedad de Prisa, grupo editor de CincoDías) o La Sexta, con un mayor potencial de avance.

De hecho, las previsiones son más optimistas que hace unos meses y frente a una caída de la inversión publicitaria que se esperaba del 10% para principios de 2010, ahora las cadenas hablan de recortes de un 4%. Una caída que atribuyen, principalmente, a la publicidad de TVE que ha desaparecido del mercado.

Las cadenas estudian cambios para frenar el tirón de audiencia de TVE

La mejora de los ingresos publicitarios ha sido posible gracias a dos factores. Por un lado, a un aumento de las inserciones publicitarias y el tiempo dedicado a anuncios (sobre todo en las citadas Cuatro y La Sexta). Por otro, a un incremento de las tarifas, que las fuentes consultadas sitúan entre un 15% y un 20% de media.

Frente a lo apuntado por algunos estudios, las privadas creen que están en condiciones de captar entre un 70% y un 80% de la inversión publicitaria que libere TVE. La cadena pública copaba alrededor de un 22% del mercado, es decir, unos 400 millones de euros.

"El principal problema que tenemos ahora es que el tirón de audiencia de TVE no nos está permitiendo aprovechar del todo la publicidad que libera", advierten en el sector. Esto está llevando a las cadenas a plantearse cambios para tratar de evitar el desplazamiento de audiencia hacia la corporación.

Sin anuncios, TVE ha crecido tres puntos de audiencia, logrando que La 1 se haga con el liderazgo mensual del target comercial, el deseado por los anunciantes.

Las privadas están encontrando problemas para captar espectadores que abandonen TVE, ya que, al no haber cortes publicitarios, los llamados puntos de fuga se han reducido. Sin anuncios, la audiencia de series y películas se mantiene fiel casi hasta el final. Este mes, la televisión pública ya ha logrado colocar dos de los largometrajes emitidos entre los 20 más vistos de los últimos ocho años.

Malestar por los fichajes de Oliart

El malestar de los sindicatos de RTVE en los primeros meses de mandato de Alberto Oliart es creciente. Los trabajadores de los centros de Madrid ya han iniciado un calendario de protestas que esta semana puede extenderse a los centros territoriales.

Las movilizaciones tienen por objeto denunciar la política de subcontratación llevada a cabo por el grupo. Ayer mismo, el consejo de RTVE apostó por reducir la externalización de forma "inmediata y progresiva" pero advirtió que esto exige un cambio en las condiciones laborales para mejorar la productividad.

Los sindicatos también denuncian los fichajes de profesionales ajenos a RTVE para ocupar puestos directivos. CC OO acusó de "nepotismo" a Oliart por contratar a su sobrina Silvia de Torres como directora de coordinación de contenidos. Fuentes del consejo señalaron que el presidente ha presentado este fichaje como una incorporación a su gabinete técnico, para lo que tiene potestad. "Tendrá que asumir las consecuencias de su decisión", advirtieron.