Obama asistió a la inauguración de los trabajos

EE UU destinará 8.000 millones de dólares a trenes de alta velocidad

El Departamento de Trabajo de EE UU destinará 8.000 millones de dólares para el desarrollo de una red de trenes de alta velocidad, que comenzará a tenderse en los estados de Florida, Illinois y California, informó hoy la Casa Blanca.

El presidente estadounidense, Barack Obama se desplazó hoy a Tampa, en Florida, para asistir a la ceremonia de inauguración de los trabajos para levantar esa red.

El dinero provendrá del plan de estímulo económico aprobado el año pasado e inicialmente se destinará a trece proyectos distintos, repartidos por un total de 31 Estados.

Según Obama, "no hay ninguna razón por la que Europa o China puedan tener los trenes más rápidos, cuando nosotros podemos fabricarlos aquí en EEUU".

China ha anunciado planes para construir una red ferroviaria de alta velocidad de más de 25.000 kilómetros para 2020, una inversión con un coste que se calcula en torno a los 300.000 millones de dólares.

Por su parte, el vicepresidente de EEUU, Joe Biden, declaró que "al invertir en trenes de alta velocidad, hacemos muchas cosas buenas por nuestro país al mismo tiempo".

"A corto plazo -explicó- creamos trabajos de calidad en la construcción y la industria manufacturera; alentamos el crecimiento económico y la calidad de vida de nuestras comunidades, al tiempo que reducimos el impacto (medio)ambiental y aumentamos la capacidad de EE UU de competir con el resto del mundo".

Según los datos aportados por la Casa Blanca, cerca de treinta empresas fabricantes ferroviarias, tanto estadounidenses como extranjeras, han acordado establecerse o expandir su base de operaciones en el país si se les adjudican contratas para la construcción de la red.

A lo largo del año pasado, diferentes constructores españoles de ferrocarriles, TALGO y CAF, así como de los afincados en España, Bombardier, Siemens y Alstom, habían expresado su interés en seguir de cerca una posible colaboración para contribuir a crear la red estadounidense.

Aunque los distintos proyectos aparecen descritos como parte de una red de alta velocidad, no todos prevén que los trenes sean de gran rapidez.

El corredor previsto en California será el más rápido y permitirá a sus trenes alcanzar velocidades cercanas a los 300 kilómetros por hora, en rutas que conectarán desde San Francisco, en el norte, a San Diego, en el sur.

En Florida, donde se quiere conectar Tampa y Orlando, las máquinas superarán los 240 millones de dólares.

En cambio, el sistema previsto para conectar a las principales ciudades en Ohio calcula una velocidad no superior a los 127 kilómetros por hora.

Además de los 8.000 millones de dólares, Obama pidió el año pasado en su propuesta de presupuesto federal otros 1.000 millones de dólares anuales durante cinco años para esta red, y se espera que solicite nuevos fondos cuando la semana que viene presente su propuesta presupuestaria para el próximo año.