Dice que el paro juvenil es vergonzoso

Deloitte aboga por que la Ley de Economía Sostenible impulse el talento y la innovación

El presidente de Deloitte, Fernando Ruiz, apostó hoy por que la Ley de Economía Sostenible, aprobada por el Gobierno para modificar el patrón de crecimiento de la economía española, potencie el talento y la innovación con el fin de "ganar competitividad".

En una conferencia titulada 'El reto de la competitividad a través del talento' celebrada en la sede en Madrid de Esade, Ruiz criticó la falta de inversión destinada a I+D en los Presupuestos Generales del Estado de 2010, pese a que finalmente el Ministerio de Ciencia no la recortará, si bien minimizó el impacto de estas inversiones en la capacidad innovadora y competitiva de un país.

"La inversión en I+D no quiere decir que sea condición suficiente para conseguir una economía competidora, aunque sí es una condición necesaria", explicó, para después condicionar la competitividad en España a un "cambio cultural" desde la educación hasta la percepción social.

"Ser competitivos no es tan fácil como destinar dinero a investigación", sentenció el presidente de Deloitte, quien lo justificó en que el 71% de las políticas innovadoras de las compañías proceden de sus empleados, por lo que pidió más inversión orientada a la formación.

La tasa del paro juvenil, vergonzoso

En este sentido, Ruiz tachó de "vergonzoso" que la tasa de paro entre los jóvenes supere el 40%, puesto que "es insostenible" para una economía que quiere competir con la grandes potencias.

Por otro lado, el presidente de Deloitte aseguró que España cuenta en estos momentos con la mejor generación de empresarios, que ejemplificó en los planes de expansión y diversificación de compañías como Banco Santander, Telefónica, BBVA, Iberdrola, Inditex y Sol Meliá, entre otras.

Sin embargo, lamentó que la competitividad global de las empresas españolas se sitúe a la cola de Europa y no converja con el desarrollo económico de España como quinta potencia de la UE. "Sólo 21 empresas españolas están entre las 1.000 más innovadoras del mundo, lo que quiere decir que el poder económico no se traduce en innovación", afirmó Ruiz.

Límites a la innovación

Asimismo, el presidente de Deloitte admitió que la innovación debe contar con límites que eviten colapsos como el que originó la crisis. "Hemos aprendido que la innovación financiera es la que más riesgo causa", ahondó.

Por último, Ruiz avaló las previsiones que apuntan a que la recuperación española será "tímida", y matizó que será "muy lenta" para regresar a crecimientos cercanos a los registrados en 2007 y rebajar el paro por debajo del 10%. "El reto estriba en que el talento y la competitividad de unos pocos empresarios exitosos se extienda a toda la sociedad", concluyó.